sábado, febrero 26, 2011 |
Por Angélica Ahumada de Marroquín
De acuerdo a estudios médicos contemporáneos se ha concluido que el odio y el resentimiento son una de las principales causas del cáncer.
¿Qué es el perdón?
Se habla mucho acerca del perdón, pero, en realidad, ¿Cuántas personas poseen las virtudes para perdonar? Es una decisión, una actitud, un proceso y una forma de vida. Es algo que damos a otras personas y algo que aceptamos para nosotros.

El perdón es un acto que involucra tu fuerza de voluntad con el que te das cuenta que está en tu poder desprenderte de algo que te roba energía o tranquilidad.

Edgar Cayce, cuyo trabajo de vida lo llevó a ser el llamado "místico más grande de América y padre de la medicina holistica", descubrió en un muestreo de más de mil 436 lecturas de vidas pasadas, que las razones por las que las almas más se retrasan en su evolución se relacionan con el odio y el resentimiento, es decir, por no perdonar.

De acuerdo a estudios médicos contemporáneos se ha concluido que el odio y el resentimiento son una de las principales causas del cáncer. Existe evidencia de personas que han sanado cuando han perdonado o se han perdonado así mismas.

En terapia de vidas pasadas. Terapia emocional, programación neurolinguística, y en otras terapias, el perdón es un tema obligado indispensable para sanar y evolucionar. Existe una gran variedad de formas para llegar al perdón, pero es necesario, para que funcione, que las personas se encuentre convencida de que es favorable perdonar. Es decir, no perdonar sale muy caro, energéticamente hablando.

Antídoto contra el veneno del resentimiento.
La frase "perdonar y olvidar" puede ser muy significativa. Alguien puede hacerte daño, hacerte una jugarreta o traicionarte, y eso te convierte en víctima. Sin embargo, si tú permites que ese alguien te haga lo mismo nuevamente, aparte de ser víctima te conviertes en cómplice. Piensa eso. Sí, es necesario perdonar el dolor, pero la lección deberá ser recordada, de otra forma el patrón continuará.

Existe la idea errónea de que para perdonar necesitas mantener la relación. Perdonar simplemente significa que el perdonante pueda ser amable y cooperativo. Sin embargo, es necesario hacerse el mejor amigo de esa persona o mantenerla en tu vida. El acto del perdón pone el dolor original en un contexto de sanación y se evita crear otro escenario como víctima.

La persona necesita evitar ser víctima o que la otra persona sea su víctima. Es conveniente aprender a perdonar a los demás, sin embargo, no hay control sobre el perdón de otros hacia nosotros. Eso es asunto de ellos.

Un aspecto valioso de perdonar consiste en cortar las ataduras o cadenas que conectan a personas de forma negativa. Los que no desean perdonar a otros son prisioneros de su propio odio. Ese odio se convierte en veneno. Perdonar es el antídoto… Con el tiempo todas las almas llegan a comprender que el perdón – tanto a nosotros mismos como a otros- posee cualidades indispensables para nuestra sanación.

Una vez leí: "Cuando alguien nos lastima, debemos escribirlo en la arena, donde los vientos del perdón puedan borrarlo, pero cuando alguien hace algo bueno por nosotros, debemos grabarlo en piedra donde ningún viento pueda borrarlo. Aprende a escribir tus heridas en la arena y grabar con piedra tus aventuras".
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Dejaron huellas de su paso...:

On 26/2/11 18:14 , OZNA-OZNA dijo...

bellisima receta nos regalas , esta asturiana te da infinitas gracias por deleitarnos con tus bellos y sabios textos, un besin muy muy grande

 
On 27/2/11 15:51 , Evolet dijo...

El perdón es un regalo que te haces a tí mismo. No es quitar la culpa a la otra persona, es liberarte y con ello sanarte.
REalmente, si alguien no es capáz de perdonar, debe de pensar que lo hace por sí mismo antes que por la otra persona.

Gracias y saludos ;)

Evolet...

 
Blog Widget by LinkWithin