sábado, abril 21, 2018 |
Cuando entiendes la relación que tiene los chakras con tu situación económica, y comprendas que los problemas económicos no son más que deudas; que son el síntoma de lo que pasa con tus emociones. Cuando sanas tus emociones y equilibras tus chakras, empiezas a comprender lo que pasa en tu interior y de esta manera tus emociones desequilibradas ayudan a bloquear la energía del dinero.

Estos ejercicios son para hacer fluir la energía de dinero, el hacer lo contrario causa un desequilibrio y/o bloqueo en los chakras. 

Chakra de la Raíz 
Este chakra es el más importante un bloqueo pequeño es suficiente para notar cambios en la economía, como: pérdida de empleo, falta de clientes, ventas bajas, etc. Caminar con tus pies descalzos sobre el suelo, de preferencia en pasto,el mayor tiempo que puedas, el chakra de la raíz se relaciona con el sentirse fundamentado. 

Chakra del Sacro 
 Cuando está bloqueado el flujo de dinero, la creatividad se bloquea, esto te hace tomar malas elección para hacer negocios. Mover la cadera rotándola y/o hacer ejercicios pélvicos son muy buen ejercicio para equilibrar la energía 

Chakra del Plexo Solar 
Todo lo relacionado con cobrar o pagar dinero, pagar las cuentas después del día que vencen está relacionado con este chakra. Para hacer fluir la energía en este chakra, bailar y hacer rutinas de ejercicio que comprometa todo el cuerpo son muy buenos. 

Chakra del Corazón Cuando está desequilibrado nos volvemos adictos a comprar emocionales. Para que fluya la energía, tenemos que abrir nuestro corazón a los demás y lo más importante, a nosotros. 

Chakra de la garganta 
Este chakra es el que más nos perjudica cuando está bloqueado, las quejas económicas no acaban. Para equilibrará la energía hacer el mantra OM ayuda mucho. 

Chakra del Tercer Ojo 
Cuando vemos las cuentas a pagar es imposible bloquear el chakra. Los ejercicios de visualización son muy buenos para equilibrar esta chakra, de preferencia visualizaciones de dinero acompañado de emoción positiva. 

Chakra de la Corona 
Cuando los otros chakras están sintonizados en la misma frecuencia el séptimo chakra se equilibra con los demás, se tomas decisiones con facilidad, el miedo desaparece y la conexión con tu guía interior te hace activar tu resonancia energética en abundancia.

Por 
Claudia López Vilchis
sábado, abril 21, 2018 |
Las diversas Auras 
El Aura rodea el cuerpo humano en todas direcciones. Siempre esta fluyendo y su tamaño, forma y color dependen del estado físico, emocional y espiritual de cada uno de nosotros. 
Estamos cubiertos por una capa etérea que se extiende hasta unos 8 o 10 centímetros de distancia de nuestro cuerpo y que sigue su forma. 
Es el modelo espiritual a partir del cual se desarrolla el cuerpo. En condiciones normales, su color es magenta pálido y se puede ver completamente blanco cuando la persona ha evolucionado espiritualmente. 
Si la persona ha encontrado la paz, produce una energía azulada que le da este color a su cubierta y si tiene un toque color violeta, es propio de personas revestidas de dignidad. Alrededor de esta cubierta etérea esta el aura propiamente dicha, es una cubierta de tres dimensiones que se extiende en todas direcciones, hasta mas de un metro. Su volumen es unas 22 veces el cuerpo humano. 
El aura contiene capas de color como el arco iris, y estas capas se mueven constantemente y penetran unas en otras con sus colores claros y puros. 
Los movimientos son consecuencia del impacto del entorno, así como de los cambios del pensamiento, de los sentimientos y del equilibrio físico. 
Las capas del aura son una manifestación de la totalidad de cada uno de nosotros ya que cada capa corresponde a un aspecto diferente de todas nuestras funciones. 

Cada una de estas capas puede ser definida mediante diferentes parámetros
Forma Color Brillo Pureza Densidad Emplazamiento Movilidad Función 
Existen siete de estas capas o cuerpos Áuricos y cada una de ellas corresponde con un nivel de conciencia. 
Hay que saber que cada capa es la expresión y la parte individual de un "campo" colectivo. Estamos de forma permanente en contacto con nuestro entorno lo que implica frecuentes intercambios con el mismo. 
Cada capa posee una cierta independencia con respecto a estos intercambios. Todos los pensamientos y todas las emociones presentan una proporción variable que se transmite a nuestro entorno en forma de un arco iris lleno de color. 

Las capas áuricas son las siguientes
Aura Física 
Aura Etérea 
Aura Vital 
Aura Astral 
Aura Mental inferior 
Aura Mental superior 
Aura Espiritual 
Las tres primeras auras o capas son conocidas en forma genérica como "el aura de la salud", ya que refleja las motivaciones fundamentales de la salud física de cada uno de nosotros y el funcionamiento de nuestra personalidad. 
Las emanaciones de estas capas son de gran utilidad para estudiar la salud física de cada uno de nosotros 

Aura Física 
Es la primera capa, la más cercana al cuerpo, está formada por minúsculas líneas de energía que siempre están en movimiento. 
A unos 10 cm del cuerpo 
Las emanaciones de esta aura reflejan las motivaciones fundamentales de nuestra salud y el funcionamiento de nuestra personalidad. 
Estas emanaciones son de gran utilidad para estudiar nuestra salud física 
Esta aura física es muy brillante y densa debido a la materia física, como mucosidad y partículas de la piel, que se desprenden del cuerpo físico con la respiración y el movimiento. 
Estas partículas están suspendidas en un campo de energía electromagnética. 
Ya que esta capa tiene la misma estructura que nuestro cuerpo físico, puede ser considerada como un espejo de nuestra armonía física. 
Cuando tenemos buena salud esta capa Áurica se puede ver brillante, clara y de tamaño uniforme alrededor de todo nuestro cuerpo. 
Cuando nuestra salud es precaria, la capa se abulta cerca de la zona afectada por la enfermedad. 
Su tono azulado indica fluidez , flexibilidad y sensibilidad. 
Según la tradición, esta capa Áurica absorbe el prana (Energía Universal ) y lo distribuye por todo el cuerpo, por lo que recibe el nombre en sánscrito de Pranayamakosha. 

Aura Etérea 
La segunda capa es fluida y esta constantemente en movimiento. 
Su forma se asemeja al cuerpo físico del cual es una copia idéntica. 
Es la transición del cuerpo fisco que surge de la energía procedente del reino no físico. 
Esta formada por matices multicolores de sustancia fluida en perpetuo movimiento. 
Se extiende unos 15 cm. más allá del cuerpo físico y esta asociada a las emociones y reacciones visceral. 
Tiene una función de enlace entre las dos capas que la enmarcan. 
La mayor o menor luminosidad y la claridad de esta capa son indicadores de las experiencias emocionales. 
Algunos estudiosos solían unir esta capa Áurica con la siguiente, considerándola una sola y por eso le dieron el nombre de doble etéreo 
La razón por lo que a menudo se les consideraban como una, es que ambas son muy brillantes y suelen ser las primeras capas. áuricas que perciben los principiantes. 
Cuando se empieza a ver el aura etérea por primera vez se puede percibir una nebulosa azul clara o gris que sale del cuerpo. 
Más adelante esta parte del aura presentara colores diferentes. 
Desde naranjas, verdes, azules, violetas y hasta amarillos. 
Cuando la capa Áurica etérea experimenta su transición se pueden observar una superposición de colore. 
Esta capa etérea es importante para el diagnóstico de la enfermedad. Si esta es mas grave que una simple tensión muscular la hinchazón de la capa Áurica física desplazara a la capa Áurica etérea de su sitio, produciendo un agujero. 
Y esto permitirá que entren vibraciones negativas que proceden de la capa Áurica vital. 
La capa Áurica etérea es un indicador de lo que sucede en niveles muy fundamentales de nuestro ser. 
¿Cuál es la base en la que descansan los actos de cada uno de nosotros? 
Estamos equilibrados? 
Estamos viviendo de una manera intuitiva? 
Actuamos movidos por impulsos? 
Todas estas preguntas encuentran respuesta al analizar los colores de esta capa áurica. 
Uno de los aspectos más fascinantes de esta capa Áurica es la posibilidad de usarla para producir fenómenos visuales, a través de un médium; ya que emplean las partículas densas de su aura etérea para generar una sustancia llamada ecto-plasma. 
Por medio de un esfuerzo de la voluntad, podemos proyectar prana hasta los límites del aura física, creando así una especie de escudo impenetrable a cualquier influencia astral o elemental, emocional : 

Aura Vital 
La tercera etapa áurea esta estructurada con respecto a nuestro pensamiento. 
Compuesta por finas líneas amarillas, se dilata y resplandece cuando nos concentramos en un proceso mental. 
Siguiendo el perfil de la etapa áurica etérea y se extiende de 5 a 15 cm. 
Se encuentra un cuerpo muy brillante formado por líneas de energía resplandecientes que se propaga en todas direcciones. 
La capa Áurica vital es única en la medida en que no sólo irradia energía hacia el exterior sino que también la dirige hacia el interior. 
El cuerpo transporta energía del sol y de nuestro entorno, y la envía al cuerpo físico para alimentarlo. 
La capa áurica vital es de gran ayuda para diagnosticar la intensidad de una enfermedad en una zona determinada. 
Las zonas afectadas por la enfermedad están vacías de energía vital. 
Esto hace que las líneas de energía, normalmente rectas, se inclinen hasta tocar la parte mas profunda de esta capa Áurica de una manera caótica y desordenado. 
La confusión de estas líneas resplandecientes no solo indica un descenso en la energía que entra en la zona del cuerpo físico, sino que además inhibe el flujo de energía. 
Sin un flujo de energía vital, los tejidos comienzan a degradarse o atrofiarse. 
 En casos de trastornos Áurica graves, la capa áurica física abulta desplazando a la capa áurica etérea, produciendo con frecuencia un agujero, el cual afecta a la capa áurica vital, y provoca la inclinación de las líneas resplandecientes. 
La capa áurica vital toca la capa áurica astral o emotiva y se extiende en momentos de gran vitalidad. 
Esta relación es de gran importancia porque la capa áurica vital actúa también para absorber los trastornos emocionales, llevándolos a las capas más profundas del aura y enviándolos al vértice de energía (chakra) apropiado, ya que cada chakra se relaciona con un determinado tipo de energía. 
Cuando nuestra vitalidad se reduce nos sentimos agotados esto se traducirá en una gran disminución de tamaño de la capa áurica vital. 
El resplandor se debilita y resulta difícil de apreciar. 
Es en este aspecto, que presenta la capa áurica, cuando su resistencia es menor y la enfermedad tiene oportunidad de entrar en el sistema físico. 
Dada su proximidad con la capa emocional, la capa Áurica vital es un buen indicador de lo que ocurre en el área de la personalidad. 
Las líneas resplandecientes de esta, capa llegan a la mente de los demás, dando una idea de nuestra personalidad o carisma. 
Los colores son importantes en cuanto al examen de la salud y la personalidad. 
EI tono, el brillo, la claridad y otros factores forman parte del análisis. 
Debemos tener en cuenta que las capas Áuricas físicas etéreas y vitales son muy flexibles. 
Al igual que el cuerpo físico, las capas Áuricas pueden soportar daños de abusos constantes antes de quedar permanentemente dañadas. 
En contra de los algunos creen, el aura se recupera de la enfermedad o el abuso de drogas. 
Con el tiempo y tratamiento, el aura logra recuperarse en la mayoría de los casos 
Esta curación no solo se refiere al problema físico, sino también a los trastornos del aura, tanto emocionales como intelectuales. 
Las dos capas Áuricas que siguen muestran elementos presentes en la salud emocional y mental en cada uno de nosotros. 
Las capas anteriores presentan una composición bastante más densa comparada con las capas que siguen, las cuales muestran una estructura más sutil y en consecuencia resultan más difíciles de ver , aunque se trate de alguien con gran experiencia . 

Aura Astral 
La primera de estas capas es la capa Áurica astral, la cual suele ser la mas grande y tiene una forma de ovoide que se asocia con el aura. 
Esta capa, como la segunda, es fluida y dinámica, y esta compuesta por matices multicolores, pero con tonos más luminosos en los que predomina el magenta. 
El tamaño de esta parte del aura oscila entre 10 cm. y 1 m. 
Su anchura, es en general, de aproximadamente 60 cm. desde el exterior de la capa áurica vital 
La capa áurica astral se forma con las emanaciones del cuerpo astral que es donde almacenamos la información de nuestra vida pasada y presente. 
La existencia de esta capa áurica ha sido objeto de controversia debido a su naturaleza sutil y filosófica. 
Mientras que hay muchas personas que son capaces de ver las capas áuricas más densas, sólo un reducido grupo de personas pueden percibir la capa áurica astral La mayoría de los que trabajan con la capa áurica astral la " ven " con su visión interna. 
La capa áurica astral suele ser el primer lugar donde las experiencias de bueno y malo producen efecto. 
Las formas de pensamiento negativas afectan la constitución de esta capa áurica, formando aristas duras y colores sucios, y cuyo tamaño puede ser desde una uva grande hasta una pequeña semilla 
Esta forma de pensamiento comienza a irritar las líneas resplandecientes de la capa áurica vital, produciendo una disminución de su tamaño. 
Al debilitarse de este modo la capa áurea vital , se crea un agujero para que la forma de pensamiento puede atacar a la capa áurica etérea. 
Hay personas que llevan formas de pensamiento negativas durante mucho tiempo y pueden permanecer activas en la capa áurica astral durante un momento muchos años y hasta varias vidas 
Cuanto mas se prolonguen y mas fuertes sean, mas claro harán a los sistemas físico y emocional. 
En un estado ideal de salud emocional la capa áurica astral tiene un color azul brillante o un azul humo. 
Esta capa se puede percibir en las personas que tienen un estado emocional ideal y que transmiten tranquilidad a su alrededor. 
Las capas áuricas astral y mental inferior se pueden unir a la de las otras personas que los rodean. 
La felicidad el temor, la ira y la tristeza pueden ser enormemente contagiosos. 
Nuestras emociones y las de los demás pueden convertirse en otro factor importante de contaminación ambiental 
 O puede ser una forma de energía positiva que mejoren nuestra vida y en consecuencia el mundo. 
Si hay rabia o cólera, en la capa áurica astral suele percibirse en forma de pequeñas astillas de un color rojo intenso 
 La depresión en la capa áurica astral suele aparecer en forma de pequeñas nubes negras de diferentes densidades, según el grado de aflicción. 
La tristeza se presenta como un humo fino, negro o gris . 
En el aspecto positivo, el naranja indica el equilibrio y la armonía en la capa áurica astral. 
Este color naranja se crea para ayudarnos a combatir la depresión, la ira o la tristeza, y es gracias al esfuerzo del consciente o inconsciente que se puede luchar contra las viejas formas del pensamiento alojadas en nuestro campo emocional. 
El color no es el efecto sino la manifestación visual del proceso , como lo son todos los colores del aura . Existen otros indicadores positivos, como son el brillo y la claridad del color. 

 Aura Mental inferior 
La quinta capa establece la diferencia entre el pensamiento cotidiano consciente (mental inferior) y el Ser Superior. 
La capa áurica mental inferior muestra la capacidad de una persona en el plano consciente o intelectual. 
Cuando se posee un buen dominio de la capacidad intelectual esta capa áurica es brillante y ancha, normalmente de 4 a 20 cm. de anchura, sobre todo en la región de la cabeza. 
Esta capa suele ser casi siempre, de color amarillo claro cuando se goza de buena salud mental. 
La capa áurica mental inferior se confunde a menudo con la capa áurica, ya que ambas comparten el mismo espacio solo cuando la mente es muy activa, o cuando el pensamiento consciente puede separarse de las emanaciones es cuando se puede ver el destello amarillo fuera los límites de la capa áurica astral. 
Si en la capa áurica hay manchas rojas estas denotan sentimientos de ira. 
Estas manchas que se generan en el cuerpo emocional, entran en la zona del pensamiento consciente y dificultan los procesos que allí tienen lugar Si se ven nubes negras en esta capa indican depresión. 
Cuando existen problemas de tipo mental , esta capa se muestra asimétrica. 
En ocasiones, la mitad de la capa áurica es muy ancha, mientras que la mitad restante es estrecha y encogida 
 Otras veces uno de los ciclos es oscuro y sucio, mientras que el otro es claro y brillante. 
Aunque la capa áurica mental inferior los muestra el estado de equilibrio entre las emociones y el: intelecto, para diagnosticar la salud mental de cada uno de nosotros es importante considerar el aura entera. 
Tal vez algún día desaparezcan las limitaciones en cuanto al diagnóstico por medio de la observación del aura y se pueda ayudar a la humanidad para que tengamos una mejor salud física y mental. 
Una de las características del aura humana es su división en dos cuerpos de energía separados. 
No se refiere con ello a las divisiones que hay en cada una de las capas, sino de dos formas distintas y separadas, una de las cuales rodea al cuerpo fisco y la otra se muestra, sobre nuestra cabeza, encima de la primera. 
Los cuerpos áurico inferiores están formados por cinco capas 
 Los cuerpos áurico superiores constan sólo de dos capas. 
Ocupan desde unos centímetros por encima de la cabeza hasta 15 m por encima de cada uno de nosotros. 
Un factor determinante para la localización de los cuerpos áuricos superiores es el comportamiento de cada uno de nosotros 
 Si tenemos poco interés por la vida espiritual, los cuerpos áuricos se alejaran de nosotros y si por el contrario evolucionamos rápidamente, los cuerpos áuricos superiores se acercaran, ya que necesitamos gran cantidad de energía superior. 
La separación de estas auras es provocada por la incapacidad del cuerpo fisco para soportar el poder y la intensidad de las energías superiores. 
Los que han podido llevar el aura superior hasta el aura inferior durante determinados períodos de tiempo, o incluso durante toda una vida, han recibido títulos diferentes santo, buda, profeta, sabio, iluminado, gurú, maestro, cristo 

Aura Mental superior La parte exterior del aura superior suele ser de color violeta con una franja azul oscuro en la parte interior. Dada su energía, este cuerpo vibra con una frecuencia difícil de apreciar por el ojo humano y por lo tanto sólo se puede ver una parte de este cuerpo, que en forma de media luna, esta dispuesta transversalmente sobre la cabeza. Suele medir unos 60 cm. lado a lado. La capa áurica mental superior contiene las energías que generan la capacidad de nuestra mente superior Es nuestro vínculo con nuestro origen Es la morada de nuestro ser superior y nos proporciona la información más amplia que la que nuestro cerebro es capaz de crear a partir de la experiencia diaria. También que se concentra la suma total del Conocimiento Universal. Es esta capa la que utilizan las personas con poderes psíquicos. Esta capa áurica, en forma de media luna, es de gran importancia en el estudio y análisis del aura, ya que demuestra nuestra capacidad para usar energías superiores y el grado de desarrollo espiritual que tenemos, y lo que en potencia podemos llegar a evolucionar Aura Espiritual Contenida en la capa mental superior, es el núcleo del aura superior y recibe el nombre de aura espiritual. Se le ha descrito como una luz blanca radiante e inimaginable . Sólo por medio de la visión interna es posible saber que está ahí. Es aquí donde se manifiesta la forma más alta de energía del mundo físico. Toda la Energía Universal que usamos en nuestra vida es enviada desde este cuerpo. Rara vez empleamos todo su potencial la cual es procesada al entrar al chakra de la cabeza. Aquí la energía pura es transformada en las partes de energía específica que necesitamos para satisfacer nuestras necesidades. La energía alimenta los siete cuerpos sutiles y luego es enviada a las difiererentes capas
lunes, abril 09, 2018 |
Cómo definir el Aura Humana 

El aura humana es el campo de energía que rodea al cuerpo físico, y se caracteriza por ser tridimensional En una persona sana, el aura es elíptica, es decir que describe alrededor del cuerpo la forma de un huevo 
Se compone de cuatro cuerpos energéticos: 
El cuerpo etérico (de la salud) 
El cuerpo emocional (astral) 
El mental y 
El espiritual. 

Cada uno de ellos tiene una función diferente y se diferencia en su frecuencia vibratoria, color, forma, entre otros. 

Cuerpo etérico
Crea una capa protectora de 5 cm contra bacterias y gérmenes patógenos productores de enfermedades 
Cuerpo emocional
Al expresamos sentimientos, emociones y características de carácter 
Cuerpo mental
Expresamos nuestras ideas y pensamientos. Su radiación tiene forma oval  
Cuerpo espiritual
 Representa la frecuencia más alta 

El Aura de la materia 
El Aura es el campo de energía que rodea a toda materia. 
Toda materia animada o inanimada tiene campos de energía que obedecen al carácter atómico de su estructura 
Por lo tanto, donde hay una estructura atómica hay un aura que le corresponde, es decir, un campo energético que lo rodea. 
Cada átomo de cada sustancia consta de electrones y protones en continuo movimiento, y estos electrones y protones son vibraciones de energía magnética y eléctrica. 
Los átomos de la materia viviente son más activos y vibrantes que los de la materia inanimada. 
Los campos animados son más fuertes y más fácilmente detectados, pero unos y otros pueden ser utilizados para ampliar nuestro campo energético individual, de manera que los campos energéticos de los árboles y de las plantas, los animales y de las personas, son más fácilmente detectados y percibidos. 

El aura de los animales
Existen serias investigaciones referidas a la influencia benéfica de las mascotas sobre personas enfermas o ancianas. 
Ayudan a balancear el aura, estabilizando las energías físicas, emocionales, mentales y espirituales. 
Cuanto mayor es el contacto, mayor es el intercambio de energía. 

El Aura y la Muerte 
El Aura de los difuntos nos acompaña mas allá de la muerte 
Un aspecto importante del proceso de duelo por la muerte de un ser querido es la liberación, por parte de sus parientes de las energías muertas que esta persona compartió con ellos. 
La duración de este proceso es directamente proporcional al tipo de relación que ha mantenido con el fallecido. 
Incluso en las familias en las que las relaciones no parecen ser demasiado estrechas, hay después de una muerte, una fuerte sensación de debilidad, de astenia, que obedece a la pérdida de las energías del muerto que aún se encuentran en el cuerpo de los parientes. 

Nuestro cuerpo ínter-actúa con la naturaleza 
La interacción con la energía de la naturaleza nos permite balancear y limpiar nuestra aura. 
La costumbre de abrazar a los árboles, por ejemplo, tiene su razón, ya que estos constituyen campos dinámicos de energía, que interaccionan con los campos energéticos humanos también de manera dinámica. 
Esta interacción natural entre un campo de energía y otro puede ser vista como una especie de ósmosis entre nuestras energías y las del medio que nos rodea. 
Nosotros absorbemos energía de las plantas, los árboles, de las flores, los animales y hasta el aire mismo. 
Cada árbol tiene su propia y única frecuencia, así como la tiene cada ser humano. 
Por este motivo, se puede abrazar diferentes árboles con diferentes propósitos. 
Abrazar a un sauce, o sentarse debajo de él durante cinco minutos, por ejemplo, alivia el dolor de cabeza 
El pino actúa sobre la energía humana, limpiando, es decir, absorbiendo del campo áurico las emociones negativas, especialmente los sentimientos de culpa. 
Pero, lejos de hacerse daño por la influencia de energía negativa, el pino reabsorbe como un verdadero fertilizante que redunda en favor de su desarrollo. 
El aspecto del campo áurico en que más se ha enfatizado hasta aquí es el de la energía como emanación del cuerpo físico. 
Vivimos en una época en que la ciencia y la tecnología tienen la capacidad de verificar los campos de energía de todo ser vivo, especialmente los que emanan del hombre. 
Estas emanaciones energéticas del cuerpo implican, a su vez, campos magnéticos eléctricos , electromagnéticos sonoros y luminosos. 
Algunos de ellos son generados en el interior del cuerpo, otros son recibidos desde fuera y transformados por el cuerpo. 
 Parte del significado y el poder de los tótems, tal como se encuentra en la tradición indígena de América y de otras sociedades primitivas del resto del mundo, por ejemplo, consiste en el aumento de la energía propia a través de la energía totémica. 
Cuanto mayor es el contacto del individuo con el tótem, más poderoso se convierte. 
Como veremos al considerar las dimensiones del aura, ella es más fuerte y más grande cuando se está en contacto con un elemento natural. 
Si la persona está calzada, el resultado de la medición será diferente del que se obtiene si está descalza, porque el contacto directo con la tierra tiene una influencia decisiva. 
Cabe decir que las auras son diferentes bajo diferentes circunstancias. 
Las energías de la naturaleza son, fácilmente absorbidas y transformadas por el cuerpo. 
El medio Marino tiene los tres elementos básicos de la vida: el fuego del sol el aire marino, el agua y la tierra. 
El cuerpo humano puede absorber esta energía y transformarla en salud, ya que de esta manera el sistema energético en su totalidad se restablece. 
La asociación y el contacto con los tres elementos primordiales restituyen el equilibrio individual. 
Sin embargo, el aura no está constituida por energía absorbida y transformada a partir de elementos de la naturaleza. 
Es más bien una sutil interacción entre el cuerpo y los campos de energía celestes. 
La influencia de los astros tal como se describe en la astrología es captada y transformada en expresiones de energía dentro del individuo
Algunas influencias planetarias pueden impactar de manera más intensa y evidente que otros. Cada persona tiene su propio sistema de energía y su forma individual de intercalar y trabajar con las sutiles influencias que nos rodean.
Con un poco de estudio, perseverancia y auto examen, es posible incrementar la percepción de estas influencias y aprender a trabajar con ellas creativa y productiva- mente.
Es necesario que conozcamos como nuestro campo áurico interactúa con las fuerzas y energías exteriores, como nuestra aura afecta la energía de los demás y es afectado por ella.
Por ello, es fundamental que aprendamos a reconocer los límites y la fuerza de nuestro campo de energía, ya detectar los momentos en que resulta necesario desarrollarlo, equilibrar, o limpiarlo.

Un campo áurico débil
Se define por la capacidad que tienen las influencias externas de hacer impacto sobre la persona que fluye o radia
Una persona que tiene el campo áurico débil, seguramente será una persona manipulable y que se cansa muy a menudo, mucho más que la que tiene un campo áurico fuerte
Una aura frágil refleja sentimientos de fracaso, problemas de salud y falta de control sobre uno o varios aspectos de su vida.
El control de nuestro entorno comienza con el control de nuestra energía. De modo que el fortalecimiento del aura permite mejorar diferentes aspectos de nuestra existencia.

El aura puede debilitarse por:
Una dieta pobre, falta de ejercicio, falta de aire puro, falta de descanso, estrés, alcohol, drogas, tabaco, hábitos negativos en general y una actividad física inapropiada

El Aura y las enfermedades
Las personas enfermas tienen el aura reducida, se pueden observar grietas y agujeros en el cuerpo etéreo, y colores borrosos en el cuerpo emocional, el cuerpo mental posee una estructura caótica y espiritual está poco definido
La enfermedad manifestada en nuestro cuerpo es una muestra que nos avisa que estamos pensando o actuando inadecuadamente, es un camino de aprendizaje.
Nos evidencia de nuestros errores en las relaciones con los demás y con uno mismo a nivel físico, emocional, mental y espiritual

La anatomía del Aura
Así como mi cuerpo es una forma compleja en la que confluyen muchas otras formas mi aura también lo es.
El aura, en sentido estricto, es un ovoide de emanaciones de luz que rodea e inter-penetración el cuerpo físico.
Mide entre 40 y 45 centímetros, pero como el material del que está formada es muy elástico, puede expandirse más allá de estos límites.
Así como hay individuos introvertidos y otros extrovertidos, hay individuos con mayor capacidad de proyección del aura que otros.

¿Por qué, siendo el aura un conjunto de emanaciones de luz, puede mantener una forma definida? 
Gracias a las corrientes subyacentes de energía las cuales integran un campo magnético, la totalidad del aura está compuesta de diferentes tipos de emanaciones.
Nuestro cuerpo material genera un campo de corrientes eléctricas (un campo eléctrico) a nuestro alrededor.
Este es el primero, y el más denso, los diversos campos de fuerzas que constituyen la totalidad del aura
Los estudiosos de la energía generada por los cuerpos aseguran que tenemos un segundo cuerpo, el cual si bien es de naturaleza física, es más etéreo y tenue si lo comparamos con lo que solemos denominar cuerpo físico.
El ocultismo lo llama cuerpo astral, nosotros, en cambio, decimos cuerpo etéreo.
A pesar de esta denominación, sin embargo, no debemos olvidar que se trata de un cuerpo de naturaleza física.
En realidad, se trata del cuerpo físico más genuino, ya que nos acompaña desde el nacimiento hasta la muerte, y es mucho más estable que el cuerpo material, sujeto a constantes cambios y alteraciones de todo tipo.
En el cuerpo etéreo no sólo ingresa y egresa materia física, sino también energía.
Estas energías circulan a través de él, proveen sus necesidades energéticas y luego son irradiadas en forma de luz brumosa que se extiende algunos centímetros más allá de la superficie corporal.

Esta luz brumosa es el aura etérea
Como se puede observar, entonces, el aura no es una estructura absolutamente homogénea, sino que en ella es posible distinguir diferentes conformaciones o niveles.
Pero, además, sus medidas no son constantes, ya que el intento de comunicación la expande.
Por ejemplo: Cuando nos enamoramos cuando mimamos a nuestros hijos, cuando desarrollamos una actividad vinculada con la profesión que amamos, también cuando hablamos en público, o realizamos un acto comunicativo de cualquier otra clase, nuestra aura se expande significativamente.
La uniformidad de tamaño con el que aparece representada en diferentes publicaciones, obedece a una simple cuestión de convención.
En general los contornos del aura son esfumados para permitir la normal circulación de energía pero el dolor, la angustia y la enfermedad son capaces de hacer modificar esta característica.
En circunstancias como las mencionadas, el aura se visualiza como "errada" en su propio contorno
Hay emociones que también pueden volverse más densa y hacer que sus colores se vean más opacos o turbios
Su capacidad para reflejar los cambios de la persona de la cual fluye la energía es una de sus cualidades distintivas.
De modo que el aura constituye un espejo fiel, no sólo de nuestro estado físico, sino también de nuestro estado espiritual, mental y emocional.
A través de la lectura del aura podemos determinar el momento físico y psicológico que atravesamos nosotros mismos o que atraviesa otra persona
Es más, aunque nuestra innata capacidad de olvido nos permite liberarnos, al menos en parte, del recuerdo de situaciones muy traumáticas de nuestra vida, ellas quedan registradas en el aura.

¿De qué manera?
Como torbellinos de energía de mayor densidad.
Ahora bien, los cambios que se producen en el aura no son cambios totales.
Hay una parte del aura que es relativamente estable, y que podríamos considerar el fiel reflejo de nuestra personalidad en su conjunto.
En efecto, nuestras variaciones anímicas, por ejemplo, modifican nuestra disposición a la alegría y la tristeza, pero esta disposición variará siempre de acuerdo con un determinado "patrón ".
Este patrón más o menos fijo puede identificarse con nuestra personalidad, nuestro "yo"

¿Qué leemos en el aura?
Cuando leemos el aura, por tanto, leemos simultáneamente tres cosas:
Las características innatas,
Las huellas de la experiencia y
Las posibilidades de desarrollo en el futuro, es decir las potencialidades.
En una persona emocionalmente equilibrada y una mayor simetría entre la zona superior y la inferior del aura, simetría que se refiere tanto a la forma como al color.
Los chakras son centros de energía que se encuentran en el interior del aura, de manera que forman parte fundamental de su estructura.
La relación que guardan entre sí los Chakras es muy compleja, pero también es armónica, por lo que puede decirse que conforman un verdadero sistema.
En tanto son centros de energía, resulta fácil deducir por qué los cambios emocionales u otro tipo de cambios se reflejan en el aura
Una emoción fuerte, como los celos o la ira, por ejemplo, consumen mucha energía.
Cuando una persona experimenta este tipo de emoción, se produce un vaciamiento de energía en el plexo solar, y como el aura está constituida por las emanaciones energéticas del cuerpo físico (entendido éste en un sentido amplio, es decir, considerando también el cuerpo etéreo), el fenómeno operado se refleja en ella
Este vaciamiento de energía se inscribe en el aura, aunque su marca no perdura allí por mucho tiempo.
Otros sentimientos, como la depresión y la angustia, por el contrario, al tener un "tempo intrínseco" más lento permanecen inscritos en el aura durante más tiempo.
La enfermedad también produce sensibles modificaciones de la energía que emana de los Chakras, de modo que también se reflejan en el aura las diversas enfermedades.

El aura y los cambios que se producen en ella
Reflejan en los aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales del individuo.
Los colores, la claridad y luminosidad que manifiestan, el tamaño y la forma del aura y todas sus características particulares, proveen información sobre el ser, el individuo que la emana.
Por esta razón, no basta con aprender a ver el aura; hay que aprender también a interpretarla, lo que es un poco más difícil
En general, un campo áurico débil nos hace más susceptibles a las influencias externas.
Un buen ejemplo puede encontrarse en nuestro puesto de trabajo.
Cuando estamos descansados y serenos, el ruido dentro de la oficina, el murmullo, las impresoras o el clic más sutil de las computadoras, no nos afecta mucho y podemos ignorar fácilmente por concentrarnos en nuestro trabajo.
En cambio, cuando por alguna razón, por ejemplo, si estamos cansados nuestra energía disminuye también disminuyen nuestras vibraciones áuricas
Los ruidos del entorno ingresan en nuestro campo áurico y crean en nosotros una sensación de disgusto e incomodidad.
Cuanto más prevenidos estemos de este fenómeno, tanto más fácil nos resultará tomar las medidas para preservar de él, manteniendo protegida y equilibrada nuestra aura.
Cada vez que tenemos una reacción emocional fuerte, se produce un cambio en nuestra aura
Esta reacción puede afectar el color, o la forma, o cualquiera de los variados aspectos del aura.
Lo mismo sucede con las respuestas mentales o espirituales.
Todas las actividades en las que estamos involucrados se reflejan, de una manera u otra, en nuestra aura.
Tanto los colores en sí mismos, como su intensidad, varían de manera contrastante a lo largo del día. Todo depende de lo que esté sucediendo en nuestra vida.
En general, hay una o dos vibraciones de color que son más constantes que el resto.
Esta constancia refleja patrones de energía que mantenemos por ciertos periodos más o menos prolongados, que abarcan desde un mes hasta un año.
La cuantificación del color durante este período puede constituir una especie de "barómetro ".
Por ejemplo, la abundancia de verde en el aura con una extensión de entre 1,20 y 1,80 metros alrededor del cuerpo puede reflejar un período de crecimiento y cambio que se extenderá durante cuatro o seis meses.
Sin embargo , no se puede ser demasiado rígido en este tipo de interpretación.
En el largo de el día, puede ocurrir una amplia variedad de cambios de colores, que sobreimprimen al patrón básico de la energía correspondiente a este período de nuestra vida.
Dentro del verde, por ejemplo, puede haber muchos otros colores e intensidades, y todos ellos son el reflejo de diferentes aspectos de crecimiento y cambio.
Por ello, la interpretación del aura presenta cierta dificultad, y requiere que se efectúe un proceso de prueba por acierto y error, a lo largo del cual se ponen en juego tanto nuestros conocimientos como nuestra intuición .

Autor Ramón Puig
Blog Widget by LinkWithin