lunes, julio 21, 2014 |

Una información imperdible, muy recomendada. El artículo se divide en dos, información sobre qué son las larvas astrales, patología y demás y cómo eliminarlas. Muy interesante:

★ COMO ELIMINAR LARVAS ASTRALES! ★ 

● Sobre las Larvas:

Las Larvas o gusanos astrales, son seres de bajo nivel, como insectos, que andan en cantidades, ellas se adhieren a tu aura, y se alimentan de tu energía. Debilitándote y ocasionándote vicios.

Algunos creen que estas larvas llegan cuando fuiste una persona muy viciosa en cualquier contexto, y dejaste ese camino por uno lleno de luz y espiritualidad, se dice que ellas llegan a recordarte esos placeres o tentaciones.

★ Factores:

1. La muerte de un ser cercano o familiar: Los choques emocionales bajan las defensas astrales.

2. Aborto: Puede ser también causado por el aura del bebe al debilitarse.

3. Drogas y Cirugía: No viene al caso fumarse un cigarrillo... solamente quedar inconsciente en el momento.

4. Desgastes de energía: Al practicar mucho alguna magia, o habilidad, nos desgastamos de nuestra energía y ellos pueden entrar al tener nuestras defensas bajas.

5. Contraerlas también puede suceder cuando visitamos el astral, aunque también sucede si tocamos un objeto de otra persona, un objeto o cosas que retengan energía negativa como un cuarzo, algo de metal, también cuando estamos cerca de personas muy negativas, o viciosas (como si te pegaran los piojos) Pero debes estar débil primero.

6. Pueden ser atraídas por los pensamientos negativos o de baja vibración (también por emociones, palabras o acciones negativas), que nos rodean pueden hacernos sentir especialmente mal en momentos en los cuales no estamos vibrando a una alta frecuencia.

7. Estar en un ambiente o entorno negativo de personas que no nos desean bien, o que envidian algo que tenemos o, incluso, algo que somos, puede terminar afectándonos si lo permitimos. Así mismo con lugares o espacios donde hay desorden y suciedad (es donde mejor se alojan ellas).

Tener en cuenta que cuando estamos vibrando a una alta frecuencia (siendo optimistas, vibrando en positivo, queriéndonos, estando felices con hacer el bien, etcétera), las vibraciones inferiores no pueden afectarnos.

Pero desde el momento en el que nosotros no vibremos de esta manera, todas estas energías inferiores pueden hacernos daño, sobre todo daño psíquico, ya que las enfermedades no son más que reflejos en el cuerpo físico del plano espiritual, mental y emocional.

Esas energías al vibrar y atacar desde esos planos (sobre todo emocional), tardan en afectar al cuerpo físico una vez estemos nosotros de bajón, pero con el tiempo sentiremos que nos falta energía, las cosas parece que no nos salen bien, pensamos negativamente, e incluso con el tiempo notaremos dolores de cabeza, físicos, etcétera.

★ ¿Como saber si tenemos o albergamos uno? (Patología de un gusano astral):

1. Cuando ellos manipulan nuestra mente para que tengamos cierto tipo de "antojos" o tentaciones, que suelen ser los que ellos prefieren, beber, sexo, azúcar, comida en exceso, cigarro, drogas, adicciones en general, etc.

2. Pueden llegar a ocasionar traumas más serios como depresiones, trastornos de personalidad, etc., para eso se necesita mucho tiempo, y que sean personas de carácter más bien débil o sumiso.

3. También pueden ocasionar trastornos energéticos, llegando a la enfermedad, incluso tumores, ya que son cuerpos energéticos extraños a nosotros, como pequeños bloqueos.

4. Nos sentimos drenados, apáticos, aburridos, etc. Como que algo o alguien nos “roba” nuestra energía, que dicho sea de paso está relacionado con el vampirismo psíquico.

★ COMO ELIMINAR LARVAS ASTRALES ★ 

1) Azufre:
Puede ponerse azufre en polvo en el zapato, aplicarse directamente la barra de azufre por todo el cuerpo, o poner una barra de azufre en la almohada. También se puede quemar el incienso por la habitación, evitando de no oler el humo. Para más fuerza, empaparlo en alcohol, así se quemaran las larvas. No tocar una vez hecho el procedimiento.

2) Incienso:
Limpiarse periódicamente con el humo del incienso, preferentemente de sándalo o romero por todo el cuerpo.

3) Huevo:
Pasarse el huevo por todo el cuerpo y después botarlo.

4) Alumbre:
Remojar el alumbre con agua bendita, pasarlo por todo el cuerpo. Una vez hecho eso, quemar el alumbre y luego botarlo. No tocar.

5) Antahkarana:
Este símbolo tibetano no solo es un poderoso sello para la sanación y meditación, sino para limpiar los chakras, poniéndolo en su pared, directamente en su dirección (encima de su cama). Poner un Antahkarana hembra y dos machos (se diferencia porque las hembras tienen líneas más delgadas y los machos más gruesos y pequeños). También sirve para optimizar cuartos y limpiar ambientes.

6) Gayatri Mantra:
Con la poderosa vibración de este mantra, repele toda baja vibración y negatividad en general. Recitarlo cada día por 108 veces.

7) Piedra y Sal:
Se necesita un pocillo o vaso de vidrio, 1 cuarzo cristal o sino Piedra de mar, un puñado de sal marina (la sal hace que las seque), y agua mineral. Primero colocar el agua en el vaso o pocillo y disolver la sal.
Luego se coloca la piedra de mar o el cuarzo cristal. Enseguida colocar esto debajo de nuestra cama y dejarlo por 7 días. Aparte darse un baño de sal. Una vez pasado el tiempo, y si efectivamente tenías larvas pasara lo siguiente: la piedra va tener cristalizada la sal a su alrededor cubriéndola completamente.
En el vaso, la sal se pegara (como un cable sulfatado), estará en el pocillo con la sal, saliendo por las orillas como si estuviese hirviendo.
Sino sucede esto es porque no había larvas. Es importante no tocar la piedra pues está llena de energías negativas. Cógelo con un paño o bolsa y bótalo a algún rio, o a la basura. También tener cuidado con el agua. Por ultimo hacer este ritual en la primera luna llena del mes.

Gemas:
Las indicadas para este caso, es la Rosa del desierto y la hematita.
Portarlas como dijes, en el bolsillo o debajo la almohada. Descargarlos semanalmente.

9) Reiki:
El Reiki es muy bueno para esto, ya que trabaja con el flujo y la vibración de la energía. Hacer el Cho-ku-rei (Choo-Koo-Rai) con líneas de fuego dorado, pronunciando 3 veces o más, tanto oral como mentalmente, recitarlo con firmeza.

10) Cuencos:
Los cuencos tibetanos son muy eficaces para elevar y limpiar la vibración de los chakras.

11) Llama Violeta:
Visualizarse en Fuego violeta por el tiempo que sea necesario.

_____________ 
Duendes Avalon
miércoles, julio 16, 2014 |

Un medico intuitivo tuvo una perspectiva única sobre por qué las personas no se curan. Él solía pensar que todo el mundo quería ser sanado. Y llegó a la conclusión de que "La sanación es muy poco atractiva"

Los impedimentos para la curación incluyen renunciar a vivir en el pasado, dejar de ser víctima, y el miedo al cambio. Dirigir el pensamiento y la energía hacia el pasado desvía la fuerza vital de las células y los órganos que necesitan esa energía para funcionar y sanar.

La curación requiere vivir en el presente, recuperando la energía de los traumas y heridas del pasado. Dice que la única razón para alimentar y mantener vivo el pasado es a causa de la amargura de lo que pasó.

Negarse a perdonar un evento o a una persona del pasado produce fugas energéticas del cuerpo. El perdón sana estas filtraciones. El perdón no tiene nada que ver con no responsabilizar a otros por las heridas que causaron.

Tiene más que ver con "liberarnos de la percepción de víctima".

Cuando podemos ver un acto doloroso como parte del proceso de la vida, como un mensaje o un desafío en lugar de una traición personal, la energía vital fluye de vuelta a los circuitos de energía del cuerpo físico.

Las personas no se curan porque no se han liberado de la ilusión de ser víctima. Con demasiada frecuencia, la gente obtiene poder con sus heridas porque han encontrado que suscita el apoyo de otros. 

Las heridas se convierten en un medio de manipular y controlar a los demás.

Generalmente, la recuperación requiere hacer cambios en el estilo de vida, medio ambiente, y relaciones. El cambio puede ser aterrador.

Es fácil mantenerse en un compás de espera, alegando que uno no sabe qué hacer, pero rara vez es cierto. Cuando estamos en un compás de espera, es porque sabemos exactamente lo que debemos hacer, pero estamos aterrorizados para actuar en consecuencia...

El cambio es alarmante, y la espera da sensación de seguridad, cuando la única manera de adquirir ese sentimiento de seguridad es entrar en el torbellino de los cambios y salir por otro lado, sentirse vivo otra vez.

La sanación requiere acción. 

Comer adecuadamente, hacer ejercicio diario, tomar el medicamento adecuado a través de las hierbas naturales, genera cambios saludables en el físico.

Soltar el pasado, dejar puestos de trabajo estresantes o relaciones inadecuadas, son acciones que sostienen la energía del cuerpo.

Lo que apoya al uno apoya al otro, porque la energía física y energética están inextricablemente unidas.

Incluso el proceso de morir, al que todos nos enfrentamos, puede convertirse en un acto de sanación de viejas heridas que son liberadas resolviendo asuntos pendientes con los seres queridos.

En definitiva: 

EL CAMBIO VIENE DE APRENDER 
A AMAR TODA SITUACIÓN EN TODO MOMENTO..
APRENDER A FLUIR...

SER AMOR EN ACCIÓN.

Maria de los Ángeles Rodeiro
lunes, julio 14, 2014 |
Nuestra relación con el mundo se produce mediante el intercambio de energía a través de nuestros chakras, y es posible tener conciencia de ello si prestamos atención a lo que ocurre cuando interactuamos con otras personas. Las interacciones a nivel energético cuando dos personas se conocen podrían asimilarse a una función de escáner completo, en el que evaluamos su nivel vibracional, la apertura o cierre de sus chakras, sus patrones energéticos a nivel de personalidad, sus bloqueos, su forma de relacionarse con los demás. Esta evaluación se realiza a nivel subconsciente y a nosotros nos queda la sensación de si esa persona nos cae bien o mal, y en el mejor de los casos se produce una sensación de conexión, cuando la compatibilidad es elevada. 

En el caso de dos personas muy compatibles a nivel sexual, se puede sentir ese hormigueo en el bajo vientre, esa excitación que se suele denominar "calentón", que no es más que el enlace a nivel del primer chakra y que provoca toda una serie de reacciones hormonales que conducen al deseo de un intercambio sexual inmediato. 

Si coincidimos en personalidad con la otra persona puede que se formen lazos afectivos de amistad, o de aprecio, que surgen del segundo chakra. Si además esas personas tienen formas de pensar parecidas y comparten a nivel intelectual gustos e intereses, se produce una conexión desde el tercer chakra, dando lugar a esas interminables conversaciones en las que saltamos de un tema a otro, a cual más fascinante, y que parece que el estar con esa persona nos inspira. 

Si nuestro nivel afectivo está en un momento similar, y si aquella persona conecta con nosotros a nivel del corazón, nuestros cuartos chakras brillan y vibran al unísono, produciéndose la sensación de "enamoramiento", en la que el Amor por la otra persona nos vuelve abiertos, generosos, entregados. 

En general las relaciones funcionan a estos cuatro niveles, pudiéndose producir conexiones también a nivel espiritual.
miércoles, julio 09, 2014 |
La Tabla siguiente es del libro ¨Hands of light¨ ( manos de luz ) de Barbara Ann Brennan. Descargar libro PDF: https://red.anillosur.net/file/download/251678

Ella es un científico retirado que contribuía con la NASA, tiene múltiples títulos y doctorados, y hoy en día se dedica a difundir la información acerca de la bioenergética en su escuela. 

Su enfoque y contribución es única, ya que con sus antecedentes y entrenamiento en el campo de la ciencias y la psicología así como su capacidad de percepción del campo energético humano, ella pudo interpretar sus visiones y reconciliarlas con la ciencia moderna ( pudo probar científicamente su existencia y correlación con nuestra salud emocional, física y mental ) 

Las imágenes posteriores son de los sistemas de defensa energética humana ( formas comunes en que los seres humanos utilizan su campo bioenergético de manera inconsciente para defenderse a si mismos y en ciertos casos atacar a otros ), así como su relación con el campo energético humano.

Por favor tomen a consideración que este campo de energía humano no solo ha sido mencionado y descrito en múltiples culturas a través del mundo y de la historia humana, si no que ya ha sido medido y documentado en muchas pruebas científicas por múltiples dispositivos y experimentos en los últimos 50 años. 

También se ha comprobado su relación con la salud de los organismos vivientes ( qui o chi en China, ki en Japón, Prana en India, orgone por la escuela de psicoterapia y medicina reichtiana, ¨HEF¨ - Human Energy Field - por Nasa, etc. ). 

 El hecho de que no lo percibamos a simple vista no significa que no exista, o que no pueda ser utilizado para influenciar nuestra salud física y mental.
lunes, julio 07, 2014 |


Para ver nuestra aura lo más sencillo es seguir dos pasos. En el primer paso se busca que la persona aprenda a sentir su campo energético y en el segundo paso ya se da el salto para aprender a verla directamente con los ojos. Sería bueno que si de verdad queremos aprender a ver las auras comenzáramos por el primer paso, puesto que aunque para algunas personas este paso pueda resultar aburrido es de gran utilidad para poder acostumbrar mejor a nuestros ojos para el segundo paso. 

Primer paso: sentir nuestra aura 
Sentir que tenemos aura nos proporciona más seguridad a la hora de intentar verla. Hay diversos métodos para intentar sentirla, pero sin duda el más conocido y fácil de hacer es juntando las palmas de las manos. 

Para realizarlo ponemos nuestras palmas de las manos una al lado de la otra y con una distancia de 30 cm. Así en esa posición prestamos especial atención a qué sentimos en nuestras manos y cómo lo sentimos. Estaremos unos tres minutos. 

Pasados los tres minutos acercaremos las palmas de las manos a unos 20 centímetros y repetiremos el proceso de prestar atención a qué sentimos y cómo lo sentimos. Estaremos otros tres minutos.

Pasado ese tiempo acercaremos nuestras manos unos 10 centímetros y repetiremos el mismo proceso que las otras veces. 
Finalmente acabaremos a una distancia de entre 3 y 5 centímetros en la que realizaremos el mismo análisis que las fases anteriores. 
Lo más normal es que sea en esta última fase en la que notemos una ligera presión, algo parecido a cuando metemos la mano en el agua, pero mucho más suave, incluso casi imperceptible si no prestamos atención. Algunas personas con una mayor sensibilidad pueden sentir su aura en las primeras fases, pero no es lo común. 
Analiza especialmente los cambios que vas notando a medida que acercas las palmas de la mano. Lo más tradicional suele ser notar un cambio de temperatura, pero se pueden notar muchas más cosas. 
Realiza esta fase hasta que tengas totalmente controlada y analizada la sensación. Tómate todos los días que te hagan falta, porque no será en vano. 

Segundo paso: ver nuestra aura 
Lo primero es hacerse con dos tipos de cartulinas, una de color negro y otra de color blanco. Estas cartulinas nos ayudarán a hacer de pantalla para facilitarnos la visión del campo energético. Hay personas que ven mejor con un fondo negro y otras que ven mejor con un fondo blanco, así que con la práctica podrás determinar con cual de ella te sientes más cómodo. De todas formas de momento vamos a trabajar con ambas. 
La parte del cuerpo que vamos a utilizar para ver nuestra aura será la mano. Vale la izquierda o la derecha, lo que te resulte más fácil. Utilizamos la mano porque en ella siempre se concentra mucha energía y nos facilita las cosas. 
Es muy importante que tengas en cuenta que vas a ver el aura no con tu visión central, sino con tu visión periférica, lo que equivale a decir que mientras tu mirada estará depositada en una parte de la mano tu atención se dirigirá a los bordes de la misma. Esto resulta un poco difícil al principio porque estamos muy acostumbrados a concentrar nuestra atención donde ponemos nuestra mirada. 
En este caso aquellos individuos que suelen quedarse ensimismados o en su mundo de vez en cuando, tendrán más posibilidades y facilidades para comenzar a ver su aura. También es posible que te duelan los ojos por el esfuerzo, que te marees un poco o que te comiencen a lagrimar. Incluso al principio puede que quedes momentáneamente cegado por una luz. Pero no has de preocuparte porque esto es lo más normal del mundo debido a que tienes la visión periférica atrofiada, y has de volver a recuperarla. No fuerces demasiado las cosas, comienza con unos minutos al día y a medida que vayas sintiéndote cómodo puedes ampliar el tiempo. Recuerda que tus ojos son un bien muy preciado y que hay que cuidarlos así que una vez más te recomendamos que no te excedas mientras estás aprendiendo. 
Bien, el ejercicio se desarrolla de la siguiente manera. 
Pon una de las cartulinas debajo de la mano que quieres ver. A una distancia de unos 10 a 30 cm. La mano ha de estar abierta y los dedos un poquitín separados entre sí de manera que puedas ver también su energía por separado. Ahora deposita tu mirada en el centro de la mano, pero utilízala más bien como un punto de fuga, es decir, aunque tu mirada está dirigida hacia el nudillo del centro haz como si quisieras ver más allá, es decir, como si quisieras ver qué hay detrás de la mano en la cartulina. A veces puede ser muy útil desenfocar un poco la mirada. 
Poco a poco tendrás que ir intuyendo como una neblina transparente rodea tu mano que es tu doble etérico y con el paso de los segundos tendrás que ir descubriendo ya esa neblina con tus propios ojos. Descansa tras unos minutos y prueba el mismo ejercicio con la otra cartulina. 
No es normal que las primeras veces veas colores en esa neblina, lo más natural es que la veas transparente y de poco grosor. Pero si sigues practicando verás cada vez con más claridad que esa neblina se hace mucho más gruesa y que adopta algún que otro color. Recuerda que no tienes que ver nada prefijado, ni de una forma concreta. De hecho a veces es posible que veas como uno de tus dedos parece más largo que los otros, o que en determinada zona de la mano la neblina es más gruesa que en el resto. 
Tómate lo que veas de manera natural, no lo trasciendas demasiado porque recuerda que es una capacidad que ya tenías de pequeño, pero que se te olvidó. Además te recordamos que todo el mundo puede conseguirlo, así que no desesperes y si de veras tienes ganas de conseguirlo sigue practicando. 
A medida que vayas viendo colores consulta sus significados en Los colores del aura . 

PARA VER EL AURA DE LOS DEMÁS 
Aquí tienes una serie de prácticas para ver el aura de los demás. Ten en cuenta que generalmente para ver el aura de los que te rodean primero deberías haber conseguido ver con facilidad tu propia aura , pero no pasa nada por practicar los siguientes ejercicios aunque no tengas dominado el tema.
Los vamos a dividir en dos tipos diferentes: por un lado los que puedes practicar en tu casa con uno o varios amigos y por otro los que puedes practicar cuando sales todos los días a la calle. 
Ejercicios para practicar junto a tus amigos 
Reúnete con unos amigos a los que le apetezca practicar la visión del aura en una habitación preferentemente blanca, pero si no lo puede ser, al menos procura que el color sea uniforme. Las figuras, manchas, diversos colores tan utilizados en decoración te dificultarán la visión. Podéis reuniros cuantos queráis, obviamente al menos debéis ser dos. Después os sentareis en un lugar que os resulte muy cómodo, un cojín, un sofá o una silla teniendo en cuenta que debéis situaros unos frente a otros a una distancia de 2 a 4 metros. Si quieres realizar realmente el ejercicio sobre una pantalla blanca para facilitaros la visión puedes utilizar una sábana como fondo si tu pared no es del color requerido. 
A continuación centrad vuestra mirada en el entrecejo de quien tenéis enfrente y sin dejar de fijar la mirada en esa parte del cuerpo intentad prestar atención al resto de su cabeza, observad a ver si sois capaces de ver alguna luz o resplandor que le rodea, algún color, alguna banda, ... 
Todo ello formará parte del aura. 
Tanto como si has conseguido ver algo como si no, prueba también a intentar verle otras partes del cuerpo. Prueba a verle la mano, como has aprendido a ver la tuya. O también si quieres puedes ver parte de su contorno fijando tu mirada en uno de sus hombros o en el centro del pecho, y la atención en lo que le rodea. 
Recuerda que la luz ambiental suele ayudar mucho al principiante a ver con más claridad y facilidad el aura. Se entiende por luz ambiental los focos de luz alógena que puedes calibrar dando mayor o menor intensidad a la luz de una habitación, pero también a la luz de las velas por ejemplo. 

Ejercicios para practicar cuando sales de casa 
En espacios abiertos: 
 Búscate un lugar donde puedas estar sentado y tranquilo y donde sabes que vas a encontrar mucha gente como una estación, un parque, una feria, ... Comienza a observar a la gente como te hemos comentado, obteniendo diversos objetivos: un anciano, un niño corriendo, una pareja paseando, un turista, un vendedor, etc. Verás un resplandor brillante a su alrededor que variará incluso en función de lo que estén haciendo. 

En espacios cerrados: 
Por ejemplo una cafetería, bar o restaurante; una conferencia; un concierto; etc. Estos lugares son maravillosos para practicar la visión áurica de los demás porque suelen disponer de luces ambiente que te facilitarán el trabajo. Además puedes estar tranquilo por ejemplo en una conferencia o en un concierto y depositar con total tranquilidad tu mirada en algún músico, el director o en el que está dando la conferencia. Seguramente podrás ver con mucha más claridad el resplandor luminoso que en los espacios abiertos.
Blog Widget by LinkWithin