miércoles, junio 15, 2011 |
Una noche Nasrudin caminaba en solitario por una calle.

De repente se dio cuenta de que unos cuantos hombres a caballo se dirigían hacia él.

Su mente comenzó a trabajar. Pensó que podían ser asaltantes, que podían matarle. O que podían ser soldados del rey y que podían llevárselo para que prestara el servicio militar o cualquier otra cosa mala. Se asustó y cuando los hombres y el ruido de sus caballos se acercaron, se puso a correr y entró a toda prisa en un cementerio. Para esconderse se tumbó rapidamente en una fosa abierta.

Los jinetes – que eran simples viajantes – se sorprendieron al ver a aquel hombre corriendo. Siguieron Nasrudin y se acercaron a la tumba en que estaba. Él estaba allí con los ojos cerrados como si estuviera muerto.

Los hombres le dijeron:
- ¿Qué te sucede?
- ¿Por qué te has asustado tanto de repente?
- ¿Qué pasa?

Entonces Mulla Nasrudin se dio cuenta de que se había asustado a sí mismo sin motivo.

Abrió sus ojos y dijo:
- Es algo muy complejo, muy complicado.
- Si insistís en preguntarme porqué estoy aquí, os lo diré.
- Estoy aquí por vuestra culpa y vosotros estáis aquí por la mía.

Fuente: cuento tradicional Sufi.
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Dejaron huellas de su paso...:

On 15/6/11 04:36 , andré de ártabro dijo...

Hermoso cuento que hacia muchos años había leido y que hoy traes tu a mi memoria.
Y como todos estos cuentos tienen no solo enseñanzas morales si no algunas respuestas a situaciones sicológicas que a veces determinan nuestros miedos.
Es siempre, además de un placer, muy instructivo pasar por tu casa.
Un beso

 
On 17/6/11 01:12 , Esperança dijo...

Minha Amada irmã Siry,

Obrigada pela carinhosa visita em meu Hospital Espiritual do Mundo.
Fico com as suas e as palavras de nosso amado Chico Xavier: Se Allan Kardec tivesse escrito que ´fora do Espiritismo não há salvação´, eu teria ido por outro caminho. Graças a Deus ele escreveu ´Fora da Caridade´, ou seja, fora do Amor não há salvação´.

Abraços de Luz

 
Blog Widget by LinkWithin