jueves, enero 17, 2008 |
A pesar de ser un campesino muy pobre, tenía un caballo extraordinario, tan fino que el señor del castillo quería comprárselo, pero el viejo labriego se rehusaba a vendérselo.

- Para mí, este caballo no es solamente un animal, es un amigo. ¿Cómo puedo vender yo a un amigo?

Una mañana el labrador entró al establo y no encontró a su caballo. Al enterarse, los vecinos le dijeron:

- Te lo advertimos. Debiste haber vendido el caballo, te negaste y ahora te lo robaron. !Qué mala suerte tienes!

El viejo hombre les respondía:
- ¿Mala, o más bien buena suerte?
Todos se burlaban de él.

Dos semanas después, el caballo regresó seguido de una manada de potros salvajes.
Su corcel había escapado detrás de una hermosa yegua y retornaba ahora con la manada entera siguiéndolos.

- ¡Qué suerte! -exclamaron los vecinos.

El viejo hombre inició entonces con su hijo la tarea de domar los caballos. Una semana más tarde, el muchacho se rompió una pierna entrenando a los potros.
- ¡Qué infortunio! ¿Quién lo va a relevar, si no tiene cómo contratar a un reemplazo? -comentaron los vecinos.

El anciano les contestó:
- ¿Mala, o buena suerte?
Pasaron unas semanas, cuando de repente el ejército real llegó al pueblo y enlistó a los jóvenes en sus filas. Todos fueron enrolados excepto el hijo del viejo, quien no les interesó, porque tenía una pierna fracturada.

- ¡Qué suerte tienes! -le dijeron los vecinos llorando-. A nuestros hijos se los llevaron a la guerra y probablemente morirán, mientras tu hijo permanecerá contigo.
Conmovido, el viejo hombre replicó:

- Buena o mala suerte, ¿quién sabe?
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

7 Dejaron huellas de su paso...:

On 17/1/08 22:31 , OLGUIS dijo...

Hola Siry:
Pues ya me contaras que tal con la receta de pollo caramelizado.
Ya he posteado otra receta que hice hoy por la noche se llama Pizza Frita.
Saludos y un buen fin de semana
olga.

 
On 18/1/08 00:45 , Yudith dijo...

Lo que solemos llamar buena o mala suerte, es sencillamente los caminos que Dios nos traza para nuestro aprendizaje y crecimiento. Saludos Siry.

 
On 18/1/08 12:59 , alma dijo...

Hola Siry, hola yudith:Es cierto cuando algo nos sale mal ,mira y veras,hay un ángulo que es muy bello,lo que pasa es que estamos en otro y no nos damos cuenta de que a veces es para aprender,son lecciones,no teoricas sino prácticas y reales,el dolor nos lleva al amor,el amor a la humildad y la humildada a poder encontarte otra vez contigo mismo.
ASI ES EL PADRE. ALMA.

 
On 18/1/08 14:55 , La LLama Violeta dijo...

Buenooo eso lo llamo causalidad.. todo pasa para algo y por algo...

chama me encantan esas imagenes con movimiento q bello se ve.. pasame el dato por fis...

un saludito...

 
On 18/1/08 21:28 , Amor dijo...

siempre que algo nos duele o nos disgusta, eso hemos de pensar

los caminos del señor son insondables, "mis planes no son vuestros planes", dice el génesis

:)

beso enorme enorme, tan enorme si fuera posible (que no lo es) como tu corazón y como tu encanto

santi

 
On 18/1/08 21:54 , Yo! dijo...

Hola amiga, bello post, yo pienso que todo lo que pasa sucede por un motivo.. aunque no nos demos cuenta en el momento, hay un motivo y todo tiene su lado positivo. Besitos!!

 
On 20/1/08 15:17 , Gilberto dijo...

La suerte es para los necios, dicen por allí. Buena historia.

Besito =*

 
Blog Widget by LinkWithin