lunes, junio 16, 2008 |
Se cuenta de un hombre que, a sus 80 años, cavaba esforzadamente un pozo bajo el sol del mediodía.

Un vecino bastante más joven que él lo observó extrañado.

-Don Vicente-le dijo-, ¿qué hace a esta hora echando bofes de esa manera y con este calor?

La respuesta:

-Voy a plantar un cocotero, me encantan los cocos.

Esto aumentó el estupor del vecino:

-¿Pero usted sabe los años que tardará en dar frutos? ¡Usted no lo verá!

Don Vicente interrumpió su tarea, miró al muchacho y respondió con una sonrisa paciente:

-Lo sé, pero, como te dije, me encantan los cocos. ¿Y sabes cuántos he comido en mi vida que fueron plantados por gente que no llegó a comerlos?
Lo menos que puedo hacer es plantar este cocotero.

Image and video hosting by TinyPic
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

5 Dejaron huellas de su paso...:

On 16/6/08 23:24 , Yo! dijo...

Hola amiga, así es, no hay que detenerse, nunca sabemos si lo que hacemos dejará huella en otra persona, me encantó este post. Besitos!!

 
On 17/6/08 20:28 , Yudith dijo...

Hola Siry, hay que ser desprendido y pensar como este señor del cocotero! Besos

 
On 18/6/08 10:48 , Fernando dijo...

3 cosas:

No importa la Edad, siempre se podrá echar andar un sueño.

Seguir siendo Útil

Pensar en otros, sin esperar nada a cambio.

Un abrazo, saliendo del valle a las montañas!

 
On 18/6/08 14:24 , Ema Pires dijo...

Hola Siry,
Como siempre tu blog está lleno de sabiduría. Me encanta pasear por aquí.
Un abrazo querida amiga

 
On 23/9/08 22:26 , Recuerdos dijo...

Simplemente, hermoso.

Saludos,
Mariana

Gracias.

 
Blog Widget by LinkWithin