domingo, junio 15, 2008 |
Todos tenemos miedo de vivenciar nuestras potencialidades más positivas, tenemos miedo de llegar a ser lo que podemos atisbar en los momentos de mayor perfección y coraje.

Seguramente, para muchas personas es así; ser feliz se convierte en algo inalcanzable porque les asusta conseguirlo. Pero, ¿a qué se debe este miedo? La respuesta está en las creencias en las que basamos nuestra identidad más profunda.

Hay muchas personas que tienen un concepto de sí mismas muy negativo, creen que no merecen nada o que no pueden hacer cosas valiosas e, incluso, que no tendrían que existir.Foto Siry: Frailejón clik sobre la imagen para ampliar (alta resolución)

Estos conceptos negativos de uno mismo son más comunes de lo que pensamos. Cuando un niño no encuentra en sus padres una respuesta afectiva, es muy fácil que desarrolle la idea de que no tiene derecho a ser amado o que no tiene capacidad para conseguir nada.

Alguien con estas ideas negativas no intentará ser feliz. Es como si partiera de la posición del perdedor.

Son estas creencias las que logran que el miedo nos paralice y que no nos arriesguemos a hacer cosas nuevas, a conseguir nuestros deseos.

Y si no nos arriesgamos, no aprendemos, no generamos experiencias gratificantes, nos quedamos bloqueados y estancados, con la consiguiente frustración.

Para salir de este círculo vicioso es necesario pasar a la acción, hacer las cosas que uno desea despacio y a pesar del miedo, atreverse a realizar nuevos aprendizajes.

También hay personas capaces de llevar a cabo todo lo necesario para conseguir sus sueños, pero cuando están a punto de lograrlo, abandonan. Exageran la responsabilidad del éxito. Es como si estuvieran preparados para el esfuerzo pero no para el disfrute.

Creer que tenemos tanto la capacidad de experimentar el sufrimiento como el placer, y que las dos cosas pueden ser igual de buenas, nos puede ayudar a no tener miedo a ser felices.

TODO SER HUMANO TIENE DERECHO A DISFRUTAR DE LA VIDA.
ESTA CREENCIA ES LA BASE `PARA PODER LLEVAR A CABO NUESTROS SUEÑOS...

Tenemos que darnos pequeños placeres de vez en cuando.

Así, aumentará nuestra satisfacción y al comprobar que no somos castigados por ello, iremos por deseos más grandes.

Lic. Ines Beatriz Citro Albizu.
Terapeuta Holistica.

Image and video hosting by TinyPic
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 Dejaron huellas de su paso...:

On 16/6/08 00:39 , Gaby dijo...

Siry hermosa!
cuanta verdad hay en este post...la felicidad si existe y depende se nosotros de que nos creamos firmemente que podemos llegar a serlo. Nadie mas que nosotros puede hacer realidad lo que para muchos no lo es.
Yo si creo firmemente en la felicidad y se que la voy a alcanzar!

besos!!!

 
On 16/6/08 16:05 , Ema Pires dijo...

Creo en la felicidad.
Un abrazo

 
On 16/6/08 22:41 , Fernando dijo...

Siempre estará en las manos, de cada quien, arriesgarse, cumplir con sus metas. A corto mediano y largo plazo, e intentar ser feliz, bajos sus propios criterios, principios y valores.

Que tengas un excelente inicio de semana!

 
Blog Widget by LinkWithin