miércoles, marzo 16, 2011 |
Un día, había un hombre ciego que se sienta en una acera en París con una gorra por sus pies y un pedazo de cartón que, escrito con tiza blanca decía:
"Por favor ayúdeme, soy ciego."

Un creativo publicista que pasaba en frente a él, se detuve y observó unas pocas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso, tomó el cartel, le dio vuelta, tomo una tiza y escribió otro anuncio.
Entonces, Él regresó, puso el pedazo de cartón a los pies del ciego y se fue.

Esa tarde, el publicista volvió a pasar al ciego que pedía limosna, su gorra estaba llena de billetes y monedas.

El ciego reconoció sus pasos y le preguntó si había sido él, el que re escribió su cartel y sobre todo, qué había escrito.

El publicista le contestó:
“Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras”.
Sonrió y siguió su camino.

El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel decía:
“HOY ES PRIMAVERA, Y NO PUEDO VERLA”.

Moraleja: "Si haces lo que siempre has hecho, obtendrás los resultados que siempre has obtenido“
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Dejaron huellas de su paso...:

On 16/3/11 07:57 , andré de ártabro dijo...

Hermosa y aleccionadora entrada, el final de fábula.
Cuando enpezamos a hacer cosas nuevas , empezamos a ser distintos, y a tener nuevas perspectivas.
¡Gracias por brindarnos tan interesante post.
Un beso

 
On 17/3/11 06:26 , luna dijo...

ESTOY DE ACUERDO SIRY, DE HECHO ESTOY INTENTANDO HACERLO HACE TIEMPO Y CREO QUE VOY CONSIGUIENDO
GRACIAS POR ESAS BONITAS PALABRAS, AYUDAN
SALUDOS

 
Blog Widget by LinkWithin