miércoles, enero 09, 2013 |
A krishnamurti lo quisieron entronizar como jefe de la orden que lo habia educado, pero el, en el discurso que dijo el dia que lo quisieron entronizar, desbarató todo y manifesto lo siguiente: 

No podeis seguirme, ni a mi ni a nadie, el dia que sigais a una persona, dejara de existir la verdad. 

Si seguimos a alguien nos quedamos con la formula, HAY QUE SER ILUMINADO; NO SEGUIR A LOS ILUMINADOS, hay que mirar la luna, no quedarse mirando el dedo que señala la luna. 

Quizas una prostitua pueda entrar el cielo antes que una monja, porque la prostituta a fuerza de vivir y conocer la vida, puede llegar a amar, en cambio la monja por tratar de amar a DIOS, puede dejar de amar a todo el mundo, a sus hermanos. 

Cuando el sabio señala la luna el necio se queda mirando el dedo. Eso mismo es lo que sucede con las religiones cuando quieren atrapar la verdad.
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 Dejaron huellas de su paso...:

On 11/1/13 00:00 , Noemi dijo...

un saludo afectuoso desde El Salvador Centroamerica, desde mi blog
www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

 
Blog Widget by LinkWithin