viernes, enero 25, 2013 |

El trabajo principal de todo ser humano es el trabajo interior.
Haz cada día algo significativo para ahondar en ti mismo.
Para tener más de la vida que verdaderamente deseas, primero debes ser más de lo que verdaderamente eres.
Considera que tu vida es una fantástica escuela de crecimiento.
Cada cosa que experimentas, tanto las buenas como las difíciles, ha llegado a ti para enseñarte una lección que necesitas aprender en ese periodo particular de tu evolución como persona.
Comprende esta verdad y no dejes de preguntarte qué oportunidad de crecimiento personal representa una determinada persona o situación.
Esto es una gran fuente de paz interior.
Sé fiel a ti mismo.
La mejor vida es la vida auténtica.
Nunca te traiciones.
Quítate la máscara social y ten el coraje personal de presentarte al mundo tal como eres. El mundo se enriquecerá.
Recuerda que cosechamos lo que proyectamos.
Nuestra vida exterior sólo es una imagen que refleja nuestra vida interior.
Vierte luz en tu costado oscuro.
Sé consciente de las suposiciones falsas, de las creencias limitadoras y de los miedos que te impiden crecer.
Y cambiará tu mundo exterior.
No vemos el mundo como es, sino como somos nosotros.
Sabes que la verdad, en cualquier circunstancia, está filtrada por tu vitral personal, por tu contexto personal.
Limpia los cristales y limpiarás tu vida.
Y verás entonces la verdad.
Vive en el corazón.
Su sabiduría nunca miente.
Sigue los silenciosos impulsos del corazón y te encaminarán en la dirección de tu destino.
Mantente en la curiosidad acerca de la vida.
Si entregas el control, crearás un espacio para que entren las posibilidades y fluyan los tesoros.
Cuídate.
Haz cada día algo que te alimente la mente, el cuerpo y el espíritu.
Son actos esenciales de respeto y de amor por uno mismo.
Construye conexiones humanas.
Dedícate a profundizar los lazos con la gente que te rodea.
Concéntrate en ayudar a que otros cumplan sus sueños y ocúpate de servir desinteresadamente más que a buscar tu satisfacción.
Estás aquí para enriquecer el mundo y te traicionas en cuanto olvidas esta verdad.
Deja un legado.
El anhelo más profundo del corazón humano es la necesidad de vivir por una causa mayor que uno mismo.
Desconozco al autor
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 Dejaron huellas de su paso...:

On 25/1/13 06:08 , andré de ártabro dijo...

Cada uno de nosotros , no puede conformarse con lo que es, hay que luchar por ser lo que uno puede llegar a ser y todavía no es.
Besos.

 
Blog Widget by LinkWithin