sábado, marzo 21, 2009 |
Una niña sufría por las riñas y conflictos diarios de sus padres.
Un día acompañó a su madre al cementerio y quedó sorprendida. “Mamá, le dijo, todas las tumbas está llenas de flores, y en todas se lee lo mismo: ‘A mi querido esposo’, ‘A mis queridos padres’...
¿Es que tenemos que morir para empezar a amarnos?”.

El amor hay que demostrarlo en la vida, no esperar a que la muerte arrebate todas las oportunidades.
Amar lleva consigo entregarse, dar la vida. El amor que no se da, se pudre. Amar no es dar cosas, es entregarse uno mismo. El que ama no debe poner los pies en la luna y los ojos en las estrellas, sino mirar bien abajo y pisar con firmeza la realidad diaria.

Muchos se sienten emocionados al escuchar una bonita historia de amor. Se confunde con demasiada frecuencia el amor con el sentimiento. “A lo largo del camino que lleva al amor, muchos se detienen seducidos por los espejismos del amor: Si te emocionas hasta las lágrimas ante un sufrimiento, si sientes palpitar fuertemente tu corazón ante tal o cual persona, no es amor, sino sensibilidad.

Si te dejas prender en su poder apacible o en su encanto; si, seducido, te abandonas, no es amor, sino una rendición. Si, turbado, te extasías ante su belleza y la contemplas para gozar de ella; si su espíritu te parece distinguido y buscas el placer de su conversación, no es amor, sino admiración.

Si quieres a toda costa conseguir una mirada, una caricia, un beso; si estás dispuesto a todo por tenerla entre tus brazos y poseer su cuerpo, no es amor, es un deseo violento nacido de tu sensualidad.

Amar no es sentir emoción por otro, sentir afecto sensible por otro, abandonarse a otro, admirar a otro, desear a otro, querer poseer a otro y a los otros”
(Michel Quoist)

No se puede jugar con el amor ni se puede confundir con un momento de deseo o de pasión. Sólo el amor maduro va más allá de los arrebatos, no teniendo nada que ocultar y respondiendo a todos los interrogantes. “No envenenes mi amor; amar es otra cosa... No profanes la rosa si no sabes de olor... Otra cosa es amor, mucho, mucho mejor... No deshojes la flor si te amas a ti misma; amor, que es egoísmo, no puede ser amor... Otra cosa es el amor... Claridad, ilusión, risa, confianza en ti; ver que tu corazón es sólo para mí... Saber que el sol, las flores, la vida es de los dos y que nuestros amores se confunden con Dios”
(Santiago Martínez)

No se puede jugar con el amor ni se puede confundir con un momento de deseo o de pasión.
Daniele

No esperes dile hoy, ahora a esa persona cuanto significa para ti, cuan valios@ es para ti, dile cuanto le amas. El amor es la fuerza que mueve al mundo. Es la energía mas poderosa.
Category: , |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 Dejaron huellas de su paso...:

On 21/3/09 16:56 , Fernando dijo...

Mucho de cierto hay en este post, pareciera que un insulto sale mas rápido que un te quiero como eres, no solo hay que decir cuanto se quiere a alguien sino también demostrarlo con hechos y acciones, y es valido todos los días de los 365 al año

 
On 22/3/09 17:51 , Nacho dijo...

Hola Siry! Bonito post, no creo en eso de que muchas personas no saben expresar el cariño,aprecio o simplemente el amor que sienten por las personas, a veces son los complejos o temores los que nos bloquean e impiden que esto ocurra.
Que bueno ver también el comentario de mi hermano jaja!
Saludos y sigue siempre adelante!!

 
On 28/3/09 04:17 , zaida37 dijo...

Preciosa y verdadera reflexion sobre el amor, todos tendriamos que demostrar dia a dia lo que somos capaces de amar, me encanta, es apra leer una y otra vez y cada vez que lo haces descubres algo nuevo, un beso y encantada de pasar por aqui.

 
On 31/3/09 17:05 , Alondra dijo...

Me gusto mucho, pero me quedaron dudas, dice mucha cosas que no son amor y se confunden con el amor, es verdad lo comparto, pero explica y profundiza muy poco en lo si es el amor.


yo creía que parte de amar era admirar.

 
Blog Widget by LinkWithin