lunes, septiembre 13, 2010 |
Señor y Padre Bueno creemos que tu ternura
y tu misericordia son para siempre, eternas.

Arrepentidos, como el hijo menor, cada uno te decimos:
"he pecado contra tí"; con el salmista cada uno repetimos:
"por tu inmensa compasión borra mi culpa";
como el hijo mayor nos sentimos invitados a celebrar
la fiesta del perdón y la alegría de la reconciliación.

Gracias Padre, por amarnos;
gracias porque no esperas que seamos buenos para perdonarnos;
antes bien, perdonándonos nos invitas a la bondad y caminar en la verdad.
Gracias Padre, por permitirnos celebrar juntos la fiesta de
tu perdón que por ser Santo, es infinito. Amen.

Pbro. Cándido Contreras Ochoa
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 Dejaron huellas de su paso...:

On 13/9/10 06:06 , andres lopez villar dijo...

Y cuando el pastor deja a todas las ovejas en el redil y va a buscar la que le falta" te va a buscar a ti,Siry"
con mi respeto , un besazo

 
Blog Widget by LinkWithin