domingo, julio 15, 2007 |

"Mi amigo no ha regresado del Campo de Batalla,

señor solicito permiso para ir a buscarlo"
dijo un soldado a su teniente.

"Permiso denegado" replicó el oficial,

"no quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente a muerto".

El soldado, no haciendo caso a la prohibición salió,

y una hora más tarde regresó mortalmente herido,

transportando el cadaver de su amigo.


El oficial estaba furioso,


"!Ya le dije que había muerto!

Dígame:

¿Merecía la pena ir allá para traer un cadaver?".

Y el soldado moribundo respondió:

"!Claro que sí señor!

cuando lo encontré estaba vivo y pudo decirme:

"!Estaba seguro que vendrías!"
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

0 Dejaron huellas de su paso...:

Blog Widget by LinkWithin