lunes, julio 23, 2007 |
Les coloco la película Conversaciones con Dios, disfrútenla quienes no han tenido la oportunidad de verla.
Próximamente les colocaré otras muy positivas para nuestra vida.
(apaga el sonido del Blog el reproductor está al final, asi podrás disfrutar el video)
martes, julio 17, 2007 |
Dos hombres fueron condenados.

La sentencia consistía en que en un día determinado,
en veinte años, serían torturados lentamente hasta la muerte.


Al escuchar la sentencia, el más joven se retorció de la pena y del dolor,
y a partir de ese día, cayó en una profunda depresión.

"¿Para qué vivir?" se preguntaba, "si de todas maneras van a arrebatarme la vida, y de una manera inconcebiblemente terrible?"

Desde ese día nunca fue el mismo. Cuando alguno de sus cercanos, compadecido por su estado, le ofrecía apoyo para tratar de alegrarlo, respondía rencorosamente diciendo:

- Claro, como tú no tienes que cargar mis penas, todo te parece fácil.

En otras ocasiones también replicaba:
- Tú no sabes lo que sufro, no es posible que me entiendas...

Y, a veces, alegaba en voz alta:
- ¿Para qué me esfuerzo? Si de todas formas...
así, poco a poco, el hombre se fue encerrando en su amarga soledad y murió mucho antes de que se cumpliera el plazo de los veinte años.

El otro hombre, al escuchar la sentencia, se asustó y se impresionó, sin embargo a los pocos días resolvió que, como sus días estaban contados, los disfrutaría.

Con frecuencia afirmaba:
- No voy a anticipar el dolor y el miedo empezando a sufrir desde ahora.

Otras veces decía:
- Voy a agradecer con intensidad cada día que me quede.

Y, en vez de alejarse de los demás, decidió acercarse y disfrutar a los suyos, para sembrar en ellos lo mejor de sí.

Cuando alguien le mencionaba su condena, respondía en broma:
- Ellos me condenaron, yo no me voy a condenar sufriendo anticipadamente y, por ahora, estoy vivo.

Fue así que, paulatinamente, se convirtió en un hombre sabio y sencillo, conocido por su alegría y su espíritu de servicio.
Tanto, que mucho antes de los veinte años, le fue perdonada su condena.

El 99% de tus miedos no se realizarán.
Cree en tu fuerza, disfruta la libertad de ser feliz.
La verdadera libertad no está en lo que haces, sino en la forma como eliges vivir lo que haces, y sólo a ti te pertenece tal facultad.

Enviado por José Prieto
martes, julio 17, 2007 |

Caridad
Caridad no es tan solo la moneda
que cae en mano que pide suplicante,
caridad es tal vez una palabra
o un silencio elocuente.
Es un gesto, un beso, una mirada
una flor desprendida de mano perfumada
que estrecha dulcemente la diestra
del doliente, que su tristeza arrastra.

Caridad es bálsamo que llega
cicatrizando heridasde un alma lacerada
de un alma que azota la desgacia.

Caridad es también la frase amable
que estimula y alienta al descreído,
la mano que se estrecha al desdichado
la mano que se tiende al ser caído.



ROSA FUENTE
Enviado por Asun
lunes, julio 16, 2007 |
Esta fue una investigación muy seria, hecha por profesionales de la educación y psicología, con un grupo de niños de 4 a 8 años.

Respuestas:
“AMOR ES CUANDO ALGUIEN TE INCOMODA, Y TÚ, AUNQUE ESTÁS MUY ENOJADO, NO GRITAS, PORQUE SABES QUE HIERES SUS SENTIMIENTOS”
MATEOS, 6 AÑOS

“CUANDO MI ABUELA SE ENFERMÓ DE ARTRITIS, ELLA NO SE PODÍA AGACHAR PARA PINTARSE LAS UÑAS DE LOS PIES, MI ABUELO, DESDE ENTONCES, PINTA LAS UÑAS DE ELLA AUNQUE ÉL TAMBIÉN TIENE ARTRITIS”
REBECA, 8 AÑOS

“AMOR ES CUANDO UNA NIÑA SE COLOCA PERFUME Y EL NIÑO SE COLOCA LOCIÓN PARA DESPUÉS DE AFEITARSE, ELLOS SALEN JUNTOS Y SE HUELEN”
CARLITOS, 5 ANOS
“YO SE QUE MI HERMANA MAYOR ME AMA. PORQUE ELLA ME DIO TODAS SUS ROPAS VIEJAS Y TUVO QUE SALIR A COMPRAR ROPAS NUEVAS”
LORENA, 4 AÑOS

“AMOR ES COMO UNA VIEJITA Y UN VIEJITO QUE SON MUY AMIGOS TODAVÍA, AUNQUE SE CONOCEN HACE MUCHO TIEMPO”
TOMASITO, 6 ANOS
“CUANDO ALGUIEN TE AMA, LA FORMA DE DECIR TU NOMBRE ES DIFERENTE”
PATRICIO, 4 AÑOS

"AMOR ES CUANDO TÚ SALES A COMER Y OFRECES TUS PAPAS FRITAS, SIN ESPERAR QUE LA OTRA PERSONA TE OFREZCA LAS PAPAS FRITAS DE ELLA”
CRISTINITA, 6 AÑOS
“AMOR ES LO QUE SENTIMOS EN LA NAVIDAD, CUANDO TÚ PARAS DE ABRIR LOS REGALOS Y LOS ESCUCHAS”
ROBERTITO, 5 AÑOS
“SI TÚ QUIERES APRENDER A AMAR MEJOR, DEBES COMENZAR CON UN AMIGO QUE A TI NO TE GUSTE”
MAGGIE, 6 AÑOS.

“CUANDO TÚ HABLAS CON ALGUIEN DE TI, SOBRE ALGUNA COSA MALA, AUNQUE SIENTAS MIEDO DE QUE ESTA PERSONA NO TE AME MÁS POR ESTE MOTIVO, AHÍ TÚ TE SORPRENDES, YA QUE NO SOLAMENTE TE CONTINUA AMANDO, COMO AHORA SI NO QUE TE AMA TODAVÍA MÁS”
QUENITA, 7 AÑOS
“HAY DOS TIPOS DE AMOR, NUESTRO AMOR Y EL AMOR DE DIOS, MAS EL AMOR DE DIOS JUNTA LOS DOS”
JAIMITO, 4 AÑOS
AMOR ES CUANDO LA MAMÁ VE AL PAPÁ HEDIONDO Y DE MAL OLOR Y DICE QUE EL ES MAS BONITO QUE ROBERT REDFORD”
CRISTINA, 8 AÑOS (que sinceridad...)
“DURANTE MI PRESENTACIÓN DE PIANO, YO VÍ A MI PAPÁ EN LA PLATEA LEVANTANDO SU MANO Y SONRIENDO. ERA LA ÚNICA PERSONA HACIENDO ESTO, Y YO NO SENTIA MIEDO”
MARCELA, 8 AÑOS
“AMOR ES CUANDO TU LE DICES A UN CHICO QUE ÉL ESTÁ VISTIENDO UMA CAMISA LINDA Y ÉL SE LA PONE TODOS LOS DIAS”
NOELIA, 7 AÑOS
“NO DEBERÍAMOS DECIR TE AMO SINO CUANDO REALMENTE LO SENTIMOS, Y SI LO SENTIMOS, DEBERÍAMOS DECIRLO MUCHAS VECES. LAS PERSONAS SE OLVIDAN DE DECIRLO”
JESSICA, 8 AÑOS
“AMOR ES ABRAZARSE Y BESARSE, AMOR ES DECIR NO”
PATY, 8 AÑOS
“AMOR ES CUANDO TU PERRO TE LAMBE LA CARA, AUNQUE TÚ LO DEJAS SOLO EL DÍA ENTERO.
ANITA, 4 AÑOS

“CUANDO TÚ AMAS A ALGUIEN, SUS OJOS SUBEN Y BAJAN Y PEQUEÑAS ESTRELLITAS SALEN DE TI”
KARINA, 7 AÑOS
“DIOS DEBERÍA HABER DICHO ALGÚNAS PALABRAS MÁGICAS PARA QUE LOS CLAVOS SE CAYERAN DE LA CRUZ, MÁS ÉL NO LO HIZO. ESTO ES AMOR”
MAX, 5 AÑOS
domingo, julio 15, 2007 |

"Mi amigo no ha regresado del Campo de Batalla,

señor solicito permiso para ir a buscarlo"
dijo un soldado a su teniente.

"Permiso denegado" replicó el oficial,

"no quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente a muerto".

El soldado, no haciendo caso a la prohibición salió,

y una hora más tarde regresó mortalmente herido,

transportando el cadaver de su amigo.


El oficial estaba furioso,


"!Ya le dije que había muerto!

Dígame:

¿Merecía la pena ir allá para traer un cadaver?".

Y el soldado moribundo respondió:

"!Claro que sí señor!

cuando lo encontré estaba vivo y pudo decirme:

"!Estaba seguro que vendrías!"
martes, julio 10, 2007 |
No tengas miedo del ayer.


Tus recuerdos se agolpan en la puerta de la memoria pujando por salir a la superficie de la conciencia.

No tengas miedo. Déjalos salir. Mira cada recuerdo como si fuera hoy.

Escucha aquellas palabras que tan lejanas pueden parecerte.

Deja que todo tu ser se inunde del ayer.

Recuérdalo. Cada minuto, cada silencio.
Sus nombres, sus voces, sus miradas.

Hay en cada gota de emoción una lágrima a punto de quemarte las mejillas. No permitas que tu corazón se quede a mitad de camino sin haberse curado.

Y cuando estés en el silencio de tus recuerdos, inspira....profundamente. Inspira.

Toma todo el aire que quieras, aspira todo ese recuerdo y rescata lo mejor. Incorpora nuevamente a tu ser interno toda esa energía de aquel ayer, y al exhalar deja que toda tristeza por los tiempos idos....realmente, se vaya. Exhala toda energía negativa que haya quedado en tu interior, y deja marchar esos cúmulos energéticos que no te hacen bien.

Respira. Respira. Respira........ y déjate ser.

Permite que hoy sea mejor. Aspira todo el universo que quiere estar en tu conciencia y sé conciencia y sé universo.

Verás que con los días todo estará un poco mejor. Un rayo de luz llegará a tu conciencia, sin saberlo haz hecho el trabajo de darle a Dios lo que Dios quería: tus experiencias, tu confesión verdadera.
A veces nos aferramos tanto a los recuerdos que llega un momento en que nos cuesta caminar, nos cuesta entender lo nuevo de cada día, pues estamos aún inmersos en las discusiones del ayer.

Yo sé que cuesta mucho superar un mal momento, sé que duele muchísimo acordarse de aquellos a los que hemos amado tanto y ya no están, pero si limpiáramos nuestro interior de excesivas cargas emocionales, verías que habría un poco más de lugar para ampliar nuestro horizonte espiritual, te darías cuenta que ellos, que ya no están en la tierra, aún nos sonríen desde el espíritu. Habría una oportunidad de acrecentar nuestra conciencia hasta límites mayores de los que hoy recorremos.

Vacía el contenido emocional de tus recuerdos. No te aferres a ellos como a una bolsa de tesoros. Ama cada instante vivido y suéltalos tal como harías con un pájaro que quiere libertad y lo sueltas una mañana de sol en primavera.

Para ello utiliza la respiración conciente, utiliza el poder de la conciencia, extrae de tu interior los recuerdos que te atan y desátalos suavemente con el aire. Ya no te pertenecen, son de Dios a los que acabas de dárselos.

Al exhalar, imagina cada escena volando en el espacio a tu alrededor hasta que finalmente levanta vuelo y .... se van .... están fuera de ti.

Ahora duerme en tu paz...

lunes, julio 09, 2007 |
Cierta vez, un conductor se desplazaba por una autopista a una velocidad excesivamente alta, cuando, de repente justo después de una curva aparece un hombre parado en medio de la vía, haciendo señal de parada con los brazos y de una forma desesperante.

El conductor, sorprendido y a la vez asustado, toca insistentemente la bocina para ver si así el individuo se quitaba del camino. Pero fue inútil, el hombre seguía haciendo señal de pare con sus brazos.
El conductor, sorprendido y a la vez asustado, toca insistentemente la bocina para ver si así el individuo se quitaba del camino. Pero fue inútil, el hombre seguía haciendo señal de pare con sus brazos.

Debe de estar loco, dijo el conductor mientras pisaba el freno provocando un fuerte chillido y dejando dos largas marcas negras en el pavimento, logrando así detener el auto antes de chocar a aquel hombre.

Muy enojado, se desmonta del carro y, estrellando la puerta, se dirige hacia el hombre y le dice: Acaso no tienes ojos? No ves lo peligrosa que es esta carretera y te atraviesas en ella como si nada? O acaso eres loco para no ver el peligro que corres?

No, señor, no estoy loco, le contesto el individuo. Lo que pasa es que el puente que esta en la próxima curva acaba de desplomarse; y sabía que, si no hacia algo, usted, en este momento, ya estaría muerto.

Tuve que arriesgar mi vida para ver si podía salvar la suya.

Quizás, en la carretera de tu vida algún "loco", te ha obstaculizado el paso para hablarte del Amor de Dios y te has enojado sobremanera porque vas MUY A PRISA.

Quizás hoy yo este obstaculizando tu camino quitándote unos minutos; pero, que habría pasado si el conductor hace caso omiso al individuo del camino?, que crees que pasara a los que oyen la advertencia de la palabra de Dios y la ignoran?

Mateo 13:9
Quien tiene oídos para oir, oiga.
Salmos 107:43
¿Quién es sabio y guardará estas cosas,
Y entenderá las misericordias de Dios?
Proverbios 1:5
Oirá el sabio, y aumentará el saber; Y el entendido adquirirá consejo; Apocalipsis 3:20
He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.
Juan 3:16
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Gracias José por este bello mensaje
domingo, julio 08, 2007 |

EL PORTERO DEL PROSTIBULO

No había en el pueblo peor oficio que el de portero del prostíbulo.

Pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre?

De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenía ninguna otra actividad ni oficio.

Un día, se hizo cargo del prostíbulo un joven con inquietudes, creativo y emprendedor, que decidió modernizar el negocio. Hizo cambios y citó al personal para darle nuevas instrucciones. Al portero, le dijo:

A partir de hoy usted, además de estar en la puerta, va a preparar un reporte semanal donde registrará la cantidad de personas que entran y sus comentarios y recomendaciones sobre el servicio.

-Me encantaría satisfacerlo, señor - balbuceó - pero yo no sé leer ni escribir.
-¡Ah! ¡Cuánto lo siento!, entonces ya no podrá seguir trabajando aqui.

-Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabajé en esto toda mi vida.
-Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Le vamos a dar una indemnización hasta que encuentre otra cosa. Lo siento y que tenga suerte.

Sin más, se dio vuelta y se fue. El portero sintió que el mundo se derrumbaba. ¿Qué hacer? Recordó que en el prostíbulo, cuando se rompía una silla o se arruinaba una mesa, él lograba hacer un arreglo sencillo y provisorio.

Pensó que ésta podría ser una ocupación transitoria hasta conseguir un empleo. Pero sólo contaba con unos clavos oxidados y una tenaza derruída.

Usaría parte del dinero de la indemnización para comprar una caja de herramientas completa. Como en el pueblo no había una ferretería, debía viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra.

Y emprendió la marcha.

A su regreso, su vecino llamó a su puerta:
-Vengo a preguntarle si tiene un martillo para prestarme.
-Sí, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar. . .

como me quedé sin empleo. . .
-Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano.
-Está bien.

A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino tocó la puerta. Mire, yo todavía necesito el martillo.
-¿Por qué no me lo vende?
--No, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería está a dos días de mula.

-Hagamos un trato -dijo el vecino.

Yo le pagaré los días de ida y vuelta más el precio del martillo, total usted está sin trabajar. ¿Qué le parece?.

Realmente, esto le daba trabajo por cuatro días. . .

Aceptó. Volvió a montar su mula.

A su regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa.

-Hola, vecino. ¿Usted le vendió un martillo a nuestro amigo. . .

Yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatro días de viaje, más una pequeña ganancia;

no dispongo de tiempo para el viaje.

El ex-portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel.

Le pagó y se fue.

Recordaba las palabras escuchadas:
"No dispongo de cuatro días para compras".

Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara para traer herramientas. En el viaje siguiente arriesgó un poco más de dinero trayendo más herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo en viajes.

La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje. Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes.

Alquiló un galpón para almacenar las herramientas y algunas semanas después, con una vidriera, el galpón se transformó en la primera ferretería del pueblo.

Todos estaban contentos y compraban en su negocio. Ya no viajaba, los fabricantes le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente. Con el tiempo, las comunidades cercanas preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.

Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricarle las cabezas de los martillos.

Y luego, ¿por qué no? Las tenazas. . . y las pinzas. . . y los cinceles.

Y luego fueron los clavos y los tornillos. . .

En diez años, aquel hombre se transformó, con su trabajo,

en un millonario fabricante de herramientas.

Un día decidió donar una escuela a su pueblo.

En ella, además de aprender a leer y escribir, se enseñarían las artes y oficios más prácticos de la época.

En el acto de inauguración de la escuela, el alcalde le entregó las llaves de la ciudad, lo abrazó y le dijo:
-Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primera hoja del libro de actas de esta nueva escuela.

-El honor sería para mí - dijo el hombre.

Nada me gustaría más que firmar allí,

pero yo no sé leer ni escribir; soy analfabeto.

-¿Usted? - dijo el Alcalde, que no alcanzaba a creer

- ¿Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir?

Estoy asombrado. Me pregunto,

¿qué hubiera sido de usted si hubiera sabido leer y escribir?

-Yo se lo puedo contestar

- respondió el hombre con calma -.

Si yo hubiera sabido leer y escribir...

todavia sería el portero del prostíbulo! . . .
Generalmente los cambios son vistos como adversidades.

Las adversidades encierran bendiciones.

Las crisis están llenas de oportunidades.

"UNA PATADA SIEMPRE ES UN PASO ADELANTE"...Recuerdalo!
jueves, julio 05, 2007 |


Cada acto, cada palabra, cada sonrisa, cada mirada, es una simiente.
Cada una tiene en sí el poder vital y germinativo.
Procura, entonces, que caiga tu simiente en el surco abierto del corazón de los hombres. y vigila su futuro.
Procura, además, que sea como el trigo que da pan a los pueblos y no produzca espinas y cizañas que dejen estériles las almas.

Muchas veces sembrarás en el dolor, pero siembra, traerá frutos de gozo.
A menudo sembrarás llorando, pero...¿quién sabe si tu simiente no necesita del riego de tus lágrimas para que germine?

¿Rompió el alba y ha nacido el día?, salúdalo y siembra.
¿Llegó la hora cuando el sol te azota?, abre tu mano y arroja la semilla.
¿Ya te envuelven las sombras porque el sol se oculta? eleva tu plegaria y siembra.
Si eres niño, siembra, tus propias manos recogerán el fruto.
Si ya eres viejo, las manos de tus hijos lo cosecharán.

Cada acto, cada palabra, cada sonrisa, cada mirada, fructificará según como lo siembres.
Ve y arroja el grano, ve abriendo el surco y siembra.

Y cuando llegue el atardecer de tu vida, enfrentarás la muerte con los brazos cargados y una amplia sonrisa, como el sembrador que, dejando la mancera al terminar el día, se acerca cargado y sonriente a la dulce cabaña donde lo espera la amada esposa y la sabrosa cena.

Cada acto, cada palabra, cada sonrisa, cada mirada es una simiente.
Procura, siempre: "una Siembra de Amor".
Cuando das amor, recibes amor
Es el sol de cada amanecer
Si tu siembras amor
Recibiras amor

Siry
Blog Widget by LinkWithin